La segunda campaña de excavaciones promovida por el ayuntamiento de Inca en el ‘talaiot’ de Son Mas des Potecari se ha saldado con nuevos hallazgos en el complejo histórico que empezó a ser estudiado el pasado año en lo que supuso la primera intervención arqueológica realizada en el municipio del Raiguer. El equipo que trabaja en el conjunto, coordinado por Magdalena Sastre y dirigido por Pablo Galera y Sandra Caballero, ha encontrado una pequeña moneda de plata y cobre que todavía debe ser datada y restos de cerámica que también serán analizados y clasificados.

La segunda campaña, centrada en la consolidación de la estructura del túmulo escalonado excavado el pasado año, se inició el pasado 21 de noviembre y concluirá la próxima semana. El proyecto cuenta con una subvención de 15.000 euros aportados por el Consell de Mallorca. La intención del Ayuntamiento es seguir organizando campañas arqueológicas en los próximos años con el objetivo de conocer la historia del complejo, ubicado en una finca privada con cuyos propietarios el Ayuntamiento ha firmado un convenio de colaboración.

Fuentes municipales explican que este yacimiento tiene la particularidad de que nunca había sido usado para otros menesteres como ha ocurrido en otras estructuras talayóticas de la isla. El equipo de intervención cree que el túmulo que conforma el núcleo central del complejo podría ser más grande de lo previsto inicialmente, por lo que parte de su estructura podría permanecer bajo tierra.

Hasta la fecha, las piezas más modernas que han aparecido en las tareas de excavación corresponden a la época islámica.