Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ganadería

La lana de Mallorca edifica su futuro

Mallorca Rural ha liderado un estudio que hace una radiografía de la situación actual de la lana en Mallorca y que abre «un abanico de usos alternativos muy grande»

El 47% de la lana que se genera en la isla no entra en el canal comercial. | MALLORCA RURAL

Mallorca Rural ha liderado un estudio que hace una radiografía de la situación actual de la lana en Mallorca y que abre un abanico de usos alternativos muy grande. Actualmente un 47% de la lana que se genera en la isla no entra en el canal comercial debido a su escaso valor.

Por ello, distintas iniciativas apuestan por potenciar su uso a escala local en sectores como la construcción como aislante o la agricultura. La Associació de la Producció Agrària Ecològia de Mallorca (APAEMA) ha sido la entidad encargada de elaborar el informe financiado a través de los fondos FEADER que analiza la viabilidad de la lana de la oveja mallorquina como material aplicable en el sector industrial.

Mesa redonda en la jornada celebra ayer en Inca. | R.F.

El estudio, explica la veterinaria de APAEMA, Magdalena Adrover, «se ha hecho para dar respuesta a la crisis que tenía el sector de la lana. La lana ha ido perdiendo valor, se han llegado a pagar precios ridículos, mucha lana queda en las fincas porque no les compensa el transporte de llevarla a vender a las cooperativas», desgrana. A partir de aquí, continúa, se han querido estudiar todas las alternativas. «Ha habido una investigación de todos los usos alternativos y se han hecho entrevistas con todos los agentes implicados. Hemos seguido toda la cadena para detectar los problemas y las oportunidades. También hemos contactado con gente local que ya ha probado alternativas como por ejemplo utilizar la lana como aislamiento para la construcción o para usos agrícolas. Hemos hablado con investigadores de la UIB para saber cuál debería ser la línea de futuro porque lo que se ha hecho hasta ahora han sido pequeñas pruebas. Hay mucho potencial pero hay limitaciones, por ello, hay que determinar qué trabajo se debe continuar haciendo desde aquí para desarrollar estos productos y poder aprovechar toda la lana de Mallorca en Mallorca con el objetivo que se acabe generando un valor y pagar un precio justo», razona Adrover.

Algunos de los resultados del estudio pasan por revertir la situación actual poniendo la lana a disposición de la economía circular y local, sin la necesidad de venderla fuera de la isla porque son ellos que marcan el precio, a la vez que se buscan nuevos usos para la bioconstrucción, ferlitizantes, sustratos para jardinería o bioplásticos, entre otros. El estudio determina la necesidad de abrir nuevas líneas de actuación en el lavado de la lava, su caracterización a nivel físico y químico, la coordinación del proceso de recogida y transformación estableciendo un modelo de trazabilidad.

La lana edifica su futuro Mallorca Rural

En la jornada La llana a Mallorca celebrada en el Museu del Calçat i de la Indústria d’Inca, ha salido una propuesta de la UIB de utilizar la lana sucia (ya que se debe llevar a la península a lavar) tanto como aislante para la construcción o como fertilizante. « La idea es conocer todas las salidas y elegir la mejor opción para que el máximo de lana se pueda quedar aquí», resume Adrover.

Un abanico de posibilidades

El director general de Agricultura, Fernándo Fernández, ha estado presente en la jornada sobre la situación actual de la lana y las nuevas oportunidades en el sector industrial. «Las conclusiones de esta primera fase han abierto un abanico de posibilidades muy grande. Existen muchas posibilidades que no habíamos contemplado. Estamos abiertos a que Mallorca Rural defina la segunda fase del proyecto y poner en marcha experiencias piloto en cada uno de los ámbitos», defiende.

Fernández explica que una de las alternativas que se proponen es usar la lana para la construcción. Poraxa, detalla, ha presentado una alternativa como material de bioconstrucción ligados al aislamiento térmico y aislamiento de ruidos. «Es muy viable pero hay que desarrollarla», reconoce. «Hay otra alternativa para fertilización y compostaje, que es mucho más fácil, rápida y barata pero que puede que no sea tan interesante como la industrial». Además, prosigue, «hay una tercera vía que puede ser elaborar fibras a través de la lana que sustituyan otros materiales como el caucho de los campos de fútbol o se puede hacer material aislante para cultivos agrarios. «Se están planteando muchas alternativas que están recogidas en el estudio y ahora toca poner en marcha iniciativas», resume. «Lo innovador es la construcción pero la inversión que se requiere es alta. Es un proyecto industrial que encajaría bien en el sector primario. Igual merece la pena la inversión», defiende Fernández.

Compartir el artículo

stats