Comarcas

Proponen que el Consell compre máquinas trituradoras de poda para los ayuntamientos

El Pi considera que puede ser una "buena solución" para el problema que sufren propietarios de fincas, que no pueden hacer quemas en sus terrenos por una nueva normativa europea

Iñaki Moure

Iñaki Moure

El Pi ha propuesto al Consell de Mallorca que compre trituradoras de restos de poda para los Ayuntamientos para poder hacer frente a la nueva normativa europea que prohíbe las quemas en terrenos agrícolas, lo que ha provocado muchos inconvenientes a los propietarios de terrenos. 

“Los campesinos están acostumbrados a hacer estas quemas para limpiar las fincas y ahora necesitarán depositar los restos de poda en algún lado”, apunta Xisca Mora, portavoz de El Pi en el Consell de Mallorca.

"A través de una enmienda a los presupuestos generales de la institución insular, proponemos que el Consell compre trituradoras de poda en los Ayuntamientos visto que ahora no se pueden quemar los restos de poda”, señaló Mora, quien apuntó que la acumulación de restos vegetales en los puntos verdes ha saturado estas instalaciones.

"Creemos que es una buena propuesta y que debería llevarse a cabo por el Consell de Mallorca, ya que es una forma de apostar por la sostenibilidad y la economía circular”

El Pi consideró que ésta puede ser una “buena solución al grave problema que tienen muchos campesinos y vecinos con los restos de poda”. “La compra de estas trituradoras facilitaría su destrucción. Creemos que es una buena propuesta y que debería llevarse a cabo por el Consell de Mallorca, ya que es una forma de apostar por la sostenibilidad y la economía circular”, sostuvo Mora.

Junto con esta enmienda, El Pi presenta otras 45 más por valor de 80 millones de euros, en materias como la reconversión de establecimientos turísticos obsoletos en viviendas, rehabilitación energética, mejora de la red viaria o jóvenes.