Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Manacor inicia el proceso para que la ciudad tenga agua potable en 2024

La construcción de la nueva planta potabilizadora, que será cuatro veces mayor que la actual, durará ocho meses y costará 3,8 millones de euros

La potabilizadora actual de momento da agua a dos grifos públicos. | S. SANSÓ

Las 11.000 viviendas conectadas a la red de agua corriente de la zona urbana de Manacor tendrán agua potable en 2024. Este es el compromiso que ha hecho el equipo de gobierno municipal (Més-Esquerra, PSOE, Podemos) durante la presentación de la nueva potabilizadora que se ubicará dentro del recinto del depósito elevado del Serralt y que ya está en fase de licitación del proyecto.

«El agua de Manacor no es apta para el consumo humano prácticamente desde que entró en funcionamiento la red en 1982 por exceso de nitratos», recuerda el alcalde Miquel Oliver, «por eso llevamos años trabajando tanto en corregir las fugas de agua como en la sectorización y modernización de la red de la ciudad por zonas. Por eso este es un paso importantísimo». El alcalde ha insistido en los beneficios que la implementación de la mejora supondrá para los ciudadanos: «que van a gastar menos en garrafas de agua, con la consecuente reducción de los envases. Además de la reducción de la cal que estropea muchos electrodomésticos».

La nueva potabilizadora, que será cuatro veces mayor que la actual (en fase de pruebas y que de momento da agua a dos grifos públicos que los ciudadanos utilizan a diario) y tendrá un precio inicial de 3,8 millones de euros (todos pagados a partir de los remanentes consistoriales), según ha explicado la presidenta de la SAM, Cristina Capó, quien ha señalado que las obras podrían empezar dentro de 2023 y que tendrían una duración de ocho meses, «después debería pasar por una fase de pruebas, revisión y tramitación, lo que ya haría que conectáramos a la red municipal entrado 2024».

El Ayuntamiento, por tanto, ya ha puesto en marcha la fase de licitación «para que el proyecto pueda ir avanzando». «Vamos siguiendo el calendario que nos marcamos a principios de la legislatura enmarcado en el Plan General y el Plan de Gestión de Demanda del Agua», ha dicho el vicepresidente de la SAM, Sebastià Nadal.

En cuanto a la maquinaria estará condensada en cuatro contenedores, separados por parejas y donde también se situará el centro de mando. Con un bajo consumo eléctrico que estará sobre los 0,5 kW por metro cúbico de agua y un desecho máximo del 20% por cada litro potabilizado.

Actualmente los ciudadanos de Manacor consumen unos 6.000 metros cúbicos de agua diarios y pagan una tarifa de 21 céntimos por cada m3, una de las más bajas de España.

Cada familia manacorina paga, por término medio, 25 euros cada dos meses a la SAM, la empresa municipal que desde hace unos años se encarga de la gestión y el mantenimiento de la red.

Compartir el artículo

stats