Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Servicios públicos

Santa Margalida rescinde el contrato de basuras por mal servicio

La anulación se ha pactado «de forma amistosa» con la concesionaria y se formalizará en el próximo pleno

Contenedores llenos de residuos en Can Picafort. DM

El ayuntamiento de Santa Margalida ha negociado la rescisión del contrato de recogida de basuras con la actual concesionaria, Audeca, por el mal servicio prestado en el municipio, una decisión que se formalizará en el pleno previsto para la semana que viene. El alcalde Joan Monjo explica que la rescisión del contrato se ha pactado «de forma amistosa» con la empresa concesionaria, lo que «no supondrá ningún gasto para el Ayuntamiento». La empresa seguirá prestando el servicio en todo el municipio hasta la firma de un nuevo contrato con otra compañía, un proceso que se iniciará en las próximas semanas y que culminará el próximo mes de enero, según Monjo.

El regidor ‘margalidà’ explica que el motivo de la rescisión es el servicio deficiente que viene prestando la citada empresa, a la que le quedaban tres años de contrato. Las quejas vecinales sobre el servicio de limpieza y recogida de residuos han ido en aumento este verano. De hecho, el PSOE denunció este jueves que el estado de mantenimiento de Can Picafort «es lamentable», con «contenedores llenos continuamente» que no se traducen en un aumento del servicio de recogida. También lamentaron que el proceso de reciclaje «es de dudosa eficacia debido a las reiteradas denuncias de camiones que juntan y mezclan los diferentes tipos de residuos que nos han hecho llegar los ciudadanos». Los socialistas acusan al equipo de gobierno de «no hacer nada para solucionar la situación».

Monjo, por contra, asegura que lleva trabajando en esta cuestión «nueve o diez meses» y que comparte las críticas ciudadanas. «Yo ya tengo la solución y pasa por cambiar de empresa», señala el alcalde, molesto con el servicio que prestan los camiones de recogida, a los que acusa de «saltarse contenedores, ir a una velocidad excesiva y circular en dirección prohibida», entre otras infracciones. «Estoy harto de que la empresa no ponga orden», apunta.

El estado de la maquinaria de la concesionaria está en el punto de mira sindical desde hace tiempo. De hecho, CCOO solicitó la pasada semana la paralización de los vehículos de limpieza viaria por su estado «lamentable». Fuentes de este sindicato explicaron ayer que hace unos días la concesionaria recibió la visita de los inspectores de trabajo y que están a la espera del informe para estudiar las acciones a llevar a cabo, entre las que no destacan la huelga.

Por su parte, Monjo asegura que el futuro contrato ya se adaptará al nuevo convenio sectorial, con salarios más elevados, y obligará a la futura concesionaria a reforzar los servicios de limpieza con maquinaria eficiente en determinados puntos del municipio.

Compartir el artículo

stats