Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lletra menuda

Lletra menuda | La fiesta popular, capaz de regenerarse

Vuelve el correbou a Fornalutx

El primer correbou pospandémico, celebrado ayer, puede ser un buen exponente de cómo la fiesta popular es capaz de regenerarse en base a la esencia original y la tradición acumulada. Mucho mejor si, en el mismo proceso, sabe desprenderse de añadidos postizos y controversias tóxicas. En el caso de Fornalutx también ha sido fundamental el acatamiento de la Ley de Bienestar Animal de 2017.

Con todo ello, el correbou de este año es noticia porque la gente lo ha vivido con alegría y tranquilidad, la Guardia Civil ha podido estar de brazos cruzados y la atención se ha centrado sobre un buey manso devuelto a su finca de origen y no en la pugna entre animalistas, esta vez ausentes, y vecinos aferrados a una tradición que se había desvirtuado.

Los comportamientos indican que ayer todo estaba encauzado para recuperar la esencia. Un alcalde didáctico al frente del evento, itinerario original y recorrido reducido con respecto a las celebraciones precedentes y todo ello sobre la base de que el correbou creció sobre la conveniencia de facilitar el acceso a la carne de escasa producción en la Serra. La Mallorca preturística, y no solo la montañosa, era así. Conviene no olvidarlo para no desconectar con los orígenes. Este también es el valor de la fiesta actual.

Compartir el artículo

stats