Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Agricultura

Jóvenes almendros en plena producción

Una empresa de Almería se ha trasladado a la isla para la campaña que será más rápida, de dos meses y medio pasan a diez días

La campaña de almendra arranca con los almendros jóvenes en plena producción

La campaña de almendra arranca con los almendros jóvenes en plena producción Biel Capó

Para ver este vídeo suscríbete a Diario de Mallorca o inicia sesión si ya eres suscriptor.

La campaña de almendra arranca con los almendros jóvenes en plena producción Rosa Ferriol

En Almendras y frutos secos Bonany, en Petra, la campaña de recolección de la almendra se presenta «muy bien». Y es que los árboles tienen mucha producción. Son almendros jóvenes ya que la producción de viejos almendros está «bajo mínimos». Son uno de los mayores productores de la isla. Su director Pedro Bonnín explica que los almendros tienen siete años y ésta es la primera campaña en la que están en plena producción, es decir, que están entre un 90 y un 100% del rendimiento. Es verdad, puntualiza, que los árboles empiezan a producir a partir del tercer o cuarto año pero solo producen un 25%. En total suman unas 45 hectáreas con unos 14.000 árboles plantados que tienen entre cinco y siete años. Los almendros jóvenes están a pleno rendimiento pero Bonnín apunta que «el precio no acaba de acompañar para que sea rentable».

En esta campaña [que arrancó el día 25 y finalizó ayer] con los almendros jóvenes a pleno rendimiento, en Almendras y frutos secos Bonany han introducido un nuevo sistema de recolecta. De hecho, una empresa de Almería se ha trasladado a sus fincas para llevar a cabo la recolección de la almendra de este año. «Los otros años la cosecha se hacía con el sistema del tractor con paraguas. Teníamos dos máquinas propias pero como ahora los árboles llevan mucha producción y se han hecho muy grandes, hemos optado por este sistema nuevo que se lleva a cabo en la península. Se colocan telas en el suelo y unas máquinas hacen vibrar el árbol y los frutos caen sobre las telas. En la península, las grandes plantaciones aplican este sistema por vibración. Hemos apostado por él porque así te aseguras recolectar el 100% del fruto porque el árbol se ha hecho muy grande y con el sistema del paraguas, las almendras se pueden caer fuera y ya no se recogen. Con las telas en el suelo, te aseguras recolectarlo todo», desgrana Bonnín. Además este nuevo sistema permite recortar el tiempo de duración de la campaña. «Es más rápido». «Han venido profesionales de Almería a propósito para la cosecha. Si el año pasado la campaña se prolongó dos meses y medio y los árboles no estaban a plena producción, ahora se ha tardado unos 10 días», resume Bonnín.

Almendras Bonany ha introducido un nuevo sistema procedente de la península para la recolección de la almendra.

Precio

En Almendras y frutos secos Bonany la campaña es buena pero si uno pone encima de la mesa el tema del precio, Bonnín no se anda con rodeos: «competir con California es imposible». Lo razona: «España tiene buena producción pero en California la extensión es brutal y los costes de producción al estar más automatizado son más bajos». Recuerda que el precio de la almendra lo fija el mercado. Los americanos mandan. De todas formas, sube y baja en función de la oferta y la demanda. «La almendra es un mercado que cada 15 días varía el precio. En función del precio americano, arrastra el resto. España es el tercer o cuarto productor del mundo y suele ir en consonancia con el mercado americano . Si una almendra americana va a 4 euros el kilo con cáscara, la española puede variar 20 céntimos. También influye el cambio de euro al dólar. Ahora el cambio se ha puesto a la par y no es tan positivo para los que compramos de aquí». No esconde que para que el precio acompañe, los americanos deben tener una mala cosecha pero deja claro que «saben jugar con el mercado». 

Preguntado por la xylella, Pedro Bonnín tampoco se anda con rodeos: «Al final, es una consecuencia del abandono de fora vila». «La xylella ataca al más débil, ataca a los almendros que no se cuidan. Si uno cuida los almendros con tratamientos preventivos y todos los tratamientos requeridos, la xylella no existe, lo que ocurre es que en los últimos 15 años se ha abandonado fora vila, por ello, ha afectado tanto la xyllella».

Compartir el artículo

stats