Andratx precinta una zona verde de Cala Llamp

La Policía investiga la tala de árboles, la acumulación de materiales de construcción y la apertura de una pista forestal

Un técnico municipal en la zona verde precintada.

Un técnico municipal en la zona verde precintada. / AJ. Andratx

Rosa Ferriol

Rosa Ferriol

El ayuntamiento de Andratx hace una apuesta firme contra el urbanismo descontrolado. Así, este lunes ha precintado de forma cautelar la zona verde pública de la calle Castanyetes en Cala Llamp después de haber detectado la acumulación de materiales de construcción, la tala de árboles y la apertura de una pista forestal, lo que ha supuesto que se modificara el terreno. Por ello, la Policía Local ha abierto una investigación para esclarecer los hechos y el Consistorio informará de los daños ocasionados a Fiscalía.

Desde el Ayuntamiento recuerdan que se trata de «una zona sensible» que deberá asumir demoliciones de cuantías millonarias. La alcaldesa Estefanía Gonzalvo y el regidor Ángel Hoyos han visitado la zona. El nuevo equipo de gobierno formado por PP, Ciudadanos y el Pi tras la moción de censura de principios de julio quiere dejar claro que seguirá vigilante contra el urbanismo descontrolado y avisa que actuará con contundencia.

Fuentes municipales explican que una vez entrado el nuevo equipo de gobierno se toparon con dos denuncias sin atender. Los técnicos acudieron al lugar de los hechos y se encontraron con una zona verde completamente destrozada. «Es un desastre», describen con materiales de obras apilados, árboles talados y una camino hecho por donde pasan las máquinas que trabajan en la construcción de dos viviendas. Pese a ello, las mismas fuentes admiten que no se han podido paralizar las obras porque tienen todas las licencias en regla.