Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Comarcas

Los municipios declaran la guerra a las plagas de cucarachas

El cóctel formado este verano por las altas temperaturas, la excesiva humedad y la falta de lluvias ha causado un preocupante aumento de estos insectos, provocando muchas quejas vecinales

Manacor ha aumentado las actuaciones este año contra las plagas. Sebastià Sansó

La prevención contra las plagas ya es una actuación habitual que evita problemas posteriores. Sin embargo, este año, la combinación de altas temperaturas, humedad y falta de lluvias ha hecho que los ayuntamientos hayan tenido que doblar sus esfuerzos para combatir el preocupante crecimiento en el número de cucarachas que aparecen en los domicilios, tanto de la ciudad como de las localidades de costa.

El ayuntamiento de Sóller ha iniciado esta semana una campaña de fumigación de la red de alcantarillado para hacer frente a la plaga de cucarachas que ha proliferado en las últimas semanas como consecuencia del calor.

Los trabajos se realizan de forma coordinada entre los operarios de la empresa que realiza las tareas para atacar la plaga con operarios de la brigada municipal, con el fin de que éstos últimos retiren los insectos muertos que aparezcan en la vía pública.

Según informó el concejal de Bienes y Servicios, Carlos Darder, la primera zona donde se llevan a cabo las tareas para hacer frente a la plaga es en el Port de Sóller, la zona donde las cucarachas han proliferado en mayor número. Después los trabajos se extenderán al resto del municipio, explicó.

En el Port de Sóller, las cucarachas han proliferado. J. MORA

La realización de la campaña se lleva a cabo después de que el Ayuntamiento haya recibido quejas vecinales por la proliferación de cucarachas, especialmente en las zonas turísticas del Port.

La cucaracha suele aparecer en los lavabos o en las cocinas, porque es donde encuentra agua y comida. También busca sitios oscuros para esconderse y puntos de calor donde pueda reproducirse. Uno de sus lugares preferidos es el motor de la nevera. Lo habitual es verlas correr de noche porque es una especie a la que le gusta la oscuridad y busca el calor.

El caso de Manacor

«En el ayuntamiento de Manacor, tenemos un servicio municipal de tratamiento de plagas, sobre todo contra ratas y cucarachas con una programación determinada que este año no ha sido suficiente», reconoce el concejal de Medio Ambiente, Sebastià Llodrà. «Por eso ha venido un equipo extra de refuerzo para además de la prevención poder intensificar la parte reactiva», añade. «Está siendo un año particular en este sentido. Estamos recibiendo unas dos o tres llamadas cada día alertando de cucarachas y evidentemente es algo que debemos solucionar», expone.

En los últimos años en Manacor han proliferado dos tipos de cucarachas: la roja o americana (de hasta cuatro o cinco centímetros) que requiere condiciones de temperatura y humedad más elevadas y que suele abundar en la red de alcantarillado y en algunas acometidas privadas de saneamiento.

La cucaracha suele aparecer en lavabos o cocinas. porque es donde encuentra agua y comida | S.SANSÓ

Y la cucaracha rubia o alemana, que se suele confundir con crías de las primeras (porque suelen medir menos de dos centímetros). Se desarrollan en ámbitos intradomiciliarios como viviendas, bares, mercados o cocinas. Se encuentran habitualmente cerca de focos de emisión de calor y con posibilidad de alimento próximo como motores de neveras, microondas o cafeteras.

Unos trabajos que corren a cargo de la empresa Lokimica SA, cuyo técnico responsable, Alberto Chordà, explica que cada tres meses se revisa toda la red de alcantarillado. «Se anotan los niveles poblacionales y si es preciso se toman medidas correctivas con tratamientos biocidas para que no proliferen y puedan ocasionar daños a las personas».

«Se ha trabajado mucho en zonas que sabemos que son conflictivas, pero hemos constatado que en lugares donde solían ser menos frecuentes, como los hogares cerca del mar, este año ha habido más casos, lo que nos lleva que a partir de octubre tengamos previsto cambiar y aumentar la parte preventiva con la señalización de todos aquellos espacios que vayan siendo desinfectados», concreta Llodrà.

Esto quiere decir que, una vez acabada la temporada y con una periodicidad trimestral, cada alcantarilla que se vaya revisando y sea tratada con químicos contra cucarachas será marcada con unas pegatinas de control, lo que al mismo tiempo irá acompañado de una campaña informativa a nivel domiciliario, con el fin de ofrecer consejos higiénicos para minimizar el riesgo de cucarachas en Manacor «y evitar que la población de insectos prolifere».

«En el ayuntamiento de Manacor, tenemos un servicio municipal de tratamiento de plagas, sobre todo contra ratas y cucarachas con una programación determinada que este año no ha sido suficiente»

decoration

De manera paralela, el Ayuntamiento manacorí ha pedido formalmente al Govern la limpieza de los torrentes que pasan por el municipio, en previsión de posibles lluvias intensas a finales de verano y para evitar que la acumulación de restos vegetales o elementos lanzados externamente puedan entorpecer el paso del agua y taponar los cauces.

Por otra parte, en Son Servera, se ha incrementado la presencia de cucarachas, hasta el punto que ya llevan dos meses trabajando para controlar la población. Desde el Consistorio se han percatado de que en algunas viviendas donde los ciudadanos echan insecticidas a su alcantarillas está provocando que muchas de ellas salgan huyendo a la calle, por lo que el Ayuntamiento pide que no se repitan estas acciones y que se deje trabajar a los técnicos que han intensificado su trabajo. También se han percatado de la presencia de lo que parece ser una especie de cucaracha diferente a la habitual, con ejemplares algo más grandes.

Manacor cuenta con un servicio de tratamiento de plagas. | S.SANSÓ

Sant Llorenç ha tenido que realizar labores extraordinarias para controlar las poblaciones de cucarachas, que este verano se han intensificado, sobre todo durante el pasado mes de julio. Las labores realizadas parece que están dando su fruto en este mes de agosto. La campaña tuvo que adelantarse un mes debido a que este verano se detectó la presencia de los insectos antes de lo que era habitual en otros veranos.

Artà, esta época estival, también se han reforzado los trabajos del control de cucarachas, ante la presencia de más ejemplares. Las labores habituales de cada temporada para controlar las poblaciones no han sido suficientes y eso ha obligado a incrementar los tratamientos contra estas poblaciones de insectos.

Compartir el artículo

stats