Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jaume Cabrer: «Hoy existe una sobreexplotación de la fotografía por los móviles»

Este fotógrafo ‘artanenc’ de 44 años reflexiona sobre su pasión por la imagen y la repercusión de las

Jaume Cabrer Silva. Biel Capó

Jaume Cabrer Silva es un fotógrafo que nació un mes de agosto de hace 44 años, en Artà, con una gran pasión por la toma de instantáneas. Desde hace más de un lustro se dedica profesionalmente a ello en su estudio de la calle Monserrat Blanes 29. Como él mismo dice, se dedica a todo lo que es el mundo de la fotografía. Hace eventos sociales, fotos de estudio, retratos, foto arquitectura y últimamente foto paisajística. Esta pasión por la fotografía le ha llevado a retratar muchos o casi todos los actos socioculturales de Artà. De ahí que su archivo recoja gran parte de estos momentos festivos y culturales de sus vecinos, convirtiéndose en un tesoro visual de su pueblo. Su pasión por la imagen hace que prácticamente todo lo que hace esté centrado en este mundo. Cuando no es por trabajo, realiza algún curso de formación o lee libros para documentarse. «Me gusta y quiero estar al día de lo que ocurre en este mundo», asegura. En sus inicios la conocida como BBC (bodas, bautizos y comuniones) era una parte del negocio que permitía la entrada de ingresos, pero, con la crisis que ha sufrido este sector, tuvo que reinventarse y decidió tirar hacia el camino de la foto artística de paisaje. Este sector lo promocionó mucho durante la pandemia debido a que los trabajos de cobertura de eventos sociales sufrieron un parón. Éste fue el momento para dar un empuje al proyecto que ya había iniciado en la red, para la visibilidad y venta de su obra paisajística en internet www.jaumecabrer.com. Esto le abrió sus puertas a un mercado más amplio. Sus clientes ya no solo eran solo gente de Artà o de pueblos vecinos, sino que el abanico se abría mucho gracias a las redes sociales, como sea el mercado alemán o inglés e incluso de otros países europeos. Este cambio ahora empieza a dar sus frutos y reconoce que la venta de este tipo de imágenes le está dando resultados. Esto queda reflejado al entrar en su estudio, donde la gente puede, además, contemplar a gran tamaño y ya enmarcadas,las instantáneas paisajísticas, que sus clientes aseguran que lucen aún mas que verlas en la web.

Si se le pregunta por los cambios sufridos por la fotografía con la llegada de la era digital, responde que hace dos décadas la foto «era la que se plasmaba en un papel, actualmente los jóvenes conciben la fotografía como algo plasmado en una pantalla». «Antes la fotografía era algo exclusivo y ahora es algo cotidiano, basta ver que actualmente un recién nacido, a los pocos meses de vida, ya tiene más fotos que los abuelos en toda su vida», dice. Ahora hay mucha cantidad y poca calidad. Antes, asegura, era todo lo contrario, había menos cantidad y más calidad. «Actualmente se hacen muchas fotos, ya no solo con cámaras, sino con móviles y tablets y esto genera una sobreexplotación de la fotografía. Se hacen muchas fotos y estoy seguro de que algunas ni se miran. Se hace por hacer. Creo que esto generará, más adelante, una generación perdida, ya que, al no tenerlas archivadas correctamente para poderlas buscar en el futuro, será mas difícil encontrarlas y más fácil perderlas, con el papel era más difícil», asegura Cabrer. Si le preguntamos, con este panorama, cómo ve el futuro de la fotografía, él es optimista. Piensa que el fotógrafo jamás se perderá. El buen fotógrafo sobrevivirá, asegura, siempre hay algún cliente dispuesto a pagar por un mejor trabajo. «El fotógrafo futuro tendrá que especializarse y demostrar su creatividad en las fotografías, esto será lo importante. No si se hace la foto, con una cámara o con un móvil. Esta especialización dará rentabilidad al profesional de la fotografía, al tiempo que regulará el sector», afirma Jaume Cabrer, quien recientemente ha publicado el libro Mirada a la mar, un recopilatorio en papel de las mejores instantáneas que ha realizado, todas ellas artísticas y centradas en la temática del mar.

Compartir el artículo

stats