Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cruz Roja de Sóller pone en venta su antigua sede para reformar la actual

El edificio presenta deficiencias estructurales que necesitan ser reparadas, además de adaptarse a la normativa de accesibilidad

Cruz Roja de Sóller pone en venta su antigua sede para reformar la actual. J. Mora

Cruz Roja de Sóller ha puesto a la venta su antigua sede de la calle Joan Baptista Enseñat con el fin de invertir el dinero que obtenga de la operación en obras de mejora del casal de Can Coixí, la actual sede de la institución benéfica.

Así lo ha explicado el presidente del comité local, Joan Albertí, quien ha señalado que el dinero irá destinado a realizar diferentes obras de inversión para mejorar el casal que acoge las dependencias de Cruz Roja.

El edificio presenta deficiencias estructurales que necesitan ser reparadas, además de adaptarse a la normativa que obliga a suprimir las barreras arquitectónicas.

Para afrontar la inversión, la institución ha optado por deshacerse de uno de los dos edificios que confrontan en la calle de Joan Baptista Enseñat. La institución prefiere quedarse con el emblemático casal de Can Coixí y prescindir de lo que fue su primera sede.

La casa ha salido a la venta por más de 400.000 euros y será la asamblea autonómica la que realizará las gestiones relacionadas con la operación que estos días ha sido aprobada.

La sede primitiva de Cruz Roja acoge actualmente las oficinas administrativas y unos almacenes que tendrán que reubicarse tan pronto el inmueble cambie de manos.

Años atrás, este casal acogió un dispensario médico, algunas consultas y la vivienda que ocupaban los conserjes. Actualmente la mayoría de espacios de la casa se encuentran sin uso, lo que ha propiciado su deterioro.

El inmueble tiene una superficie de más de 300 metros cuadrados, dos pisos, un patio trasero y una terraza en el primer piso. Tiene una inmejorable ubicación en pleno centro de Sóller, unos atractivos que la institución quiere aprovechar para sacar el mayor rendimiento económico posible para reinvertir el dinero en el edificio que mantendrá a su lado.

Joan Albertí ha explicado que la inversión que necesita el casal de Can Coixí supera también la cuantía de los 400.000 euros, puesto que el edificio necesita de una remodelación importante en las plantas superiores. Una de las actuaciones más importantes que destaca el presidente es la sustitución de la cubierta. Su mal estado de conservación ha propiciado que existan filtraciones.

Otra inversión importante será la adecuación de un ascensor que permitirá suprimir las barreras arquitectónicas que presenta actualmente el edificio de Can Coixí. Además de estas dos actuaciones, Cruz Roja prevé modernizar la instalación eléctrica, mejorar la eficiencia energética con la colocación de doble vidrio aislante en las ventanas, realizar obras de mejora en las salas que hay en las plantas superiores y crear una sala de informática. El proyecto prevé también habilitar una sala polivalente para la realización de diversas actividades.

Can Coixí destaca por conservar la única gallera existente en Sóller donde se celebraban peleas de gallos.

Compartir el artículo

stats