Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Celebran que Felanitx proteja sa Capella de Portocolom y frene la urbanización prevista

Entidades vecinales y conservacionistas aplauden la decisión del equipo municipal de blindar el casco antiguo contra un desarrollo urbanístico en un suelo rústico «de un gran valor» - «Esta zona estaba amenazada desde 1969», dicen en Terraferida

Suelo rústico en el que se preveía construir el nuevo desarrollo urbanístico. TERRAFERIDA

Sa Capella de Portocolom no se ampliará con una nueva urbanización. Salvem Portocolom, Terraferida y SomPortocolom felicitaron ayer al ayuntamiento de Felanitx por haber tomado la decisión de proteger el casco antiguo de Portocolom e impedir una nueva urbanización adosada a este núcleo urbano prevista en el Plan General de Felanitx. Las tres entidades presentaron un total de 35 alegaciones pidiendo que «se apostara por la rehabilitación de viviendas y la preservación del suelo rústico, evitando futuros crecimientos sobre suelos no transformados».

Este desarrollo contemplaba urbanizar 4.000 metros cuadrados en suelo rústico «de un gran valor» y la construcción de entre 25 y 30 viviendas. «No es tanto el número de viviendas, sino el hecho de que esta urbanización abría calles hacia el espacio natural de s’Algar. Y en el futuro habría sido más fácil realizar nuevas ampliaciones», indicó Jaume Adrover, portavoz de Terraferida. «Una vez abiertas nuevas calles, este espacio podría continuar creciendo en futuras modificaciones, lo que hubiera sido desastroso para Portocolom. Los valores de este espacio va más allá de lo natural, ecológico y paisajístico», subrayó esta entidad en un comunicado.

Hasta ahora sa Capella había crecido en altura, pero no en extensión, por lo que de salir adelante la nueva urbanización, habría supuesto un punto de inflexión. «Esta zona estaba amenazada desde 1969, que es cuando se aprobó el actual Plan General de Felanitx. Así ha sido por los intereses especulativos de siempre, pero el equipo técnico aceptará nuestra alegación porque la gente se ha movido», celebró Adrover.

Gráfico en el que se aprecia la superficie que se habría construido anexa a sa Capella. | TERRAFERIDA

Asimismo, en la zona amenazada se había catalogado un conjunto de cuevas subterráneas «de relevancia internacional que suman varios kilómetros de galerías espectaculares y que ya cuentan con varias figuras de protección».

Adrover recordó que la urbanización prevista movilizó a los vecinos, que presentaron quinientas alegaciones en pocos días.

Los ecologistas celebraron «el acuerdo histórico» tomado por el equipo municipal de Felanitx, pero el portavoz de Terraferida recordó que 950 de las 11.000 parcelas edificables que hay en Mallorca se encuentran en este municipio. Y criticó que se haya rebajado de 15.000 metros cuadrados a 14.200 el requisito para urbanizar.

Compartir el artículo

stats