Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tomeu Cifre
Tomeu Cifre Alcalde saliente de Pollença

«Han sido dos años duros que te marcan la ejecución de proyectos y desgastan»

«Independientemente de la covid, hemos podido tirar adelante muchas inversiones»

«Han sido dos años duros que te marcan la ejecución de proyectos y desgastan»

El líder de Tots per Pollença, Tomeu Cifre, cede hoy la vara de mando a Andrés Nevado de Unió Mollera Pollencina en una «legislatura que se ha hecho corta a la hora de tirar adelante acciones»

Cede la vara de mando a Andrés Nevado. ¿Qué balance hace de estos tres años de legislatura marcados por la covid?

Esta legislatura se presentaba con una mayoría muy estable, diez de 17 regidores y una caja totalmente saneada para tirar adelante los proyectos pero en marzo de 2020 todo se paró y tuvimos que tomar otras determinaciones. Esto hace que se pierdan prácticamente dos años. Es verdad es que se han hecho muchas cosas, la prioridad era mantener la estructura social del municipio, mantener la perspectiva económica que había desde turismo y dar salida a las actividades económicas importantes como la construcción. Ahora parece que no ha pasado nada pero han sido dos años difíciles que te marcan la ejecución de proyectos y lógicamente desgastan.

¿Y de los proyectos emprendidos?

Independientemente de la covid, hemos podido tirar adelante muchas inversiones. En el Port de Pollença había el objetivo de sacar adelante la plaza y la carretera de Formentor. Se ha hecho en una fase, en vez de en dos, haciendo un esfuerzo para que pudieran estar para esta temporada turística. Era un paso fundamental esta infraestructura. En Pollença, la tarea era ampliar la peatonalización del centro histórico y también queríamos dar los primeros pasos para que el cine Capitol fuera una realidad, que había estado cuatro años parado ya que quedó en un cajón en la pasada legislatura. Además hemos añadido la compra del edificio de la estación de autobuses de Can Villalonga y una casa que servirá para unir Can Villalonga y el Cine Capitol. Tendremos una seguridad para hacer la inversión de cara a próximas legislaturas de este espacio multicultural y de servicios. Otro ejercicio pendiente era el edificio de la Peixateria, que hemos retomado. Es verdad que nos han faltado algunos proyectos pero que no dependen solo de nosotros...

De hecho, no se han logrado mejorar las instalaciones sanitarias pollencines...

Nos hemos sentido muy engañados desde el primer día con este tema. En 2015 se nos vendió que se tenía que construir un PAC de forma inminente y se eligió un espacio que fue rechazado por la ciudadanía y parte del Consistorio. Estamos en el 2022 y ni siquiera está adjudicado. El Govern nos ha impuesto la ubicación, pero a día de hoy está dentro de un macro concurso que quedó desierto y ahora debe volver a empezar. En dos años de pandemia hemos visto la necesidad del PAC y de más servicios y no está adjudicado. En el Port de Pollença hay una unidad básica de salud en la que tampoco ha habido el más mínimo interés. Nos hemos sentido desatendidos desde el punto de vista sanitario. Además había un acuerdo unánime del pleno y un compromiso de traspasar la residencia al IMAS y también nos han dicho que no. Estos tres aspectos son fundamentales y es la asignatura pendiente que ha tenido el Govern hacia Pollença.

«Nos hemos sentido desatendidos por el Govern desde el punto de vista sanitario»

decoration

¿Cómo ha marcado la pandemia la gestión de un alcalde?

Es difícil. Llegó un momento en que todo era desconocido. Cuando entré en esta legislatura llevaba 16 años en política, tenía experiencia y no te daba miedo. En la anterior legislatura tuve cinco causas judiciales, todas están limpias. Esta legislatura ha sido tranquila en este aspecto...

En esta ha tenido la polémica de la vacunación de la regidora y las pruebas PCR...

Es un tema que ha quedado archivado. Dónde ha habido los problemas grandes ha sido con la covid. Llegamos a una situación que todo el mundo desconocía y debías tomar decisiones complicadas.

Y ello desgasta...

Mucho. Ha sido una legislatura que se ha hecho corta a la hora de tirar adelante algunas acciones.

«Han sido dos años duros que te marcan la ejecución de proyectos y desgastan»

¿Se queda con algo positivo de la pandemia?

Sí, la experiencia humana. Ha sido muy importante porque al final antepones las personas delante de todo. La experiencia humana y el reconocimiento que he tenido por un trabajo diferente al que tenía en 2019 cuando me votaron. El reconocimiento de la gente ha sido importante.

¿Qué consejo le da a Andrés Nevado?

Le recomiendo que escuche y se asesore bien antes de tomar decisiones. También le aconsejo que dentro de la misma línea política que llevamos como equipo de gobierno tenga su manera de hacer.

¿Qué pasos se deben dar ahora que ya tienen el informe sobre el estado de aguas de la bahía de Pollença?

No solo es tener un informe de la Bahía de Pollença, sino tirar adelante. Cuando saltó a la opinión pública, no era un problema nuevo pero sí que trascendió. Los mismos estudios dicen que hace 30 años estaban peor. En los últimos 20 años se ha cambiado todo el saneamiento en el Port de Pollença. Desde 2019, cuando afloró el problema, llevamos trabajando y se ha notado en el estado de las aguas. Hemos cambiado tuberías, hemos arreglado el saneamiento de primera línea... Las mejoras se han notado. Las analíticas oficiales salen bien, detectan algún punto muy concreto en el que sale no recomendable. Hemos incidido al Govern que funcione bien la depuradora y con estos estudios iremos ampliando acciones para que la situación mejore. Es un problema grave porque es una zona con fondeos incontrolados y con poca circulación de agua. Eso es competencia de Costas y Ports. Hace falta que todas las administraciones se impliquen. Ya disponen del informe y hay que ir dando pasos para continuar.

Este verano se han ampliado las restricciones al faro de Formentor...

No nos quisimos oponer pero siempre hemos sido escépticos. Ahora que hay mucha gente, hay un nivel de saturación. Siempre nos hemos quejado de la falta de información. Si ya se han puesto 16.000 multas, es que toda la gente que ha ido no tenía información porque uno no paga la multa por gusto. Lo venimos diciendo desde el primer día. Yo creo que se debe ir en transporte público pero como se puede acceder en coche privado, esta gente debe tener información.

¿La reforma del emblemático Hotel Formentor marcará un antes y un después?

Era un hotel que estaba totalmente obsoleto desde el punto de vista de servicios. Lo principal es que Formentor tendrá el mismo aspecto que ha tenido siempre, será un referente porque será un hotel de una cadena de prestigio internacional en un sitio emblemático. Lo que nos interesa es salvaguardar el resultado final, es decir, que sea un hotel de primera calidad, de unas características dentro del Mediterráneo únicas y que la gente que nos visite sepa que Formentor está en Pollença.

La oposición ha sido insistente en la gestión del aparcamiento…

Es verdad que obligamos la cesión gratuita de viales y zonas verdes pero en un momento se consideró que el aparcamiento formara parte de la estructura viaria. La propiedad mantenía que era una infraestructura y no se tenía que ceder. Aceptó la cesión pero puso un recurso que no está resuelto. Además tiene una licencia de actividades. Hemos iniciado un proceso de revocación que no está cerrado, por lo tanto, para actuar debe haber una seguridad jurídica. No podemos passar l’arada davant el bou y en plena temporada se puede organizar un caos.

Suma 19 años en política local, ¿se volverá a presentar?

No lo sé. Ahora hay un impasse. Son muchos años y muchos sacrificios personales y familiares. He cumplido la parte que podía dar. Es un servicio público que hago por gusto pero ya veremos qué pasará en un año.

Compartir el artículo

stats