Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lletra menuda

Maximilian White: el desenfoque del luto excéntrico y rico

Maximilian White junto a su hermano fallecido

El dinero tiene fama de resultar solución recurrente para todo tipo de dificultades –también complica otras muchas– pero casi siempre acaba siendo apoyo estéril frente a sentimientos dolorosos y desgracias sobrevenidas.

Maxilimilian White es multimillonario y está dotado de una personalidad singular. Lo demuestran sus actitudes y comportamientos. La muerte de su hermano Thobias, como consecuencia de una trifulca en Punta Ballena, le ha descompuesto. Comprensible dado que igualmente es humano.

La forma de administrar el luto también cambia en función de las circunstancias personales de cada uno. Por eso su reacción, en el sentido de querer comprar el lugar de autos para cerrarlo y evitar más desgracias, tiene bastante de visceral y excéntrica. Es sin duda fruto del desenfoque que proporciona la riqueza fuera de lo común, un efecto semejante al que puede producir el cannabis cuyo comercio ha catapultado al dolido multimillonario británico. La iniciativa del potentado tiene más de canalización del duelo y de denuncia que de posibilidad práctica de ser llevada a buen puerto. Incluso resulta discutible su conveniencia.

Pero volvamos a pie de calle porque la llamativa reacción de White deja patente por igual, sobre todo desde el punto de vista de la seguridad colectiva, que quedan muchos aspectos de la muerte de su hermano por esclarecer y que Punta Ballena está aún muy lejos de las soluciones transversales que necesita. Pocos pasos hacia adelante se darán si no se producen con complicidad y concienciación, tanto social como empresarial, intervención policial y decisión administrativa.

Compartir el artículo

stats