Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Luz verde a cuatro años de obras para un Hospital de Manacor el doble de grande

Con un presupuesto de 59 millones de euros, se ha presentado la reforma que transformará la imagen y los servicios comarcales del centro

La presidenta Francina Armengol coloca la primera piedra de las obras. S.SANSÓ

El hospital comarcal de Manacor pasará por fin al siglo XXI después de varios intentos frustrados de reforma y años de espera, con la construcción de un nuevo edificio de uso ambulatorio y un nuevo bloque quirúrgico y obstétrico, que multiplicará por dos los 24.500 metros cuadrados actuales hasta los casi 53.500 m2. De hecho el Sector Sanitario de Llevant ha crecido en 30.000 habitantes desde la inauguración del centro en 1997 y ahora atiende a un total de 150.000 tarjetas sanitarias, lo que demuestra la necesidad que había por renovar el que ya era el hospital público más antiguo de Balears. La plana mayor del Govern y del ayuntamiento de Manacor acompañaron ayer a la gerente Catalina Vadell en la colocación de la primera piedra del proyecto de ampliación del hospital comarcal de referencia del Llevant mallorquín. Unas obras que costarán 59 millones de euros y que en verano de 2026 habrán doblado el volumen actual del centro con nuevos edificios, más camas y una nueva zona quirúrgica que aumentará hasta once los quirófanos de última tecnología.

Luz verde a cuatro años de obras para un Hospital de Manacor el doble de grande Sansó

Precisamente el arquitecto Julián Arranz explicó alguna de las características de las zonas por las que se empezará primero. Así, el nuevo edificio en forma de ‘L’ que quedará frente a la fachada y que servirá para las consultas externas, tendrá una superficie de 22.000 metros cuadrados e irá desde la actual entrada, pasando por encima de los jardines y hasta llegar a las primeras filas de los aparcamientos en superficie. «Todas las plazas que se quiten después se compensarán con las dos plantas de parking soterrado que tendrá 280 plazas», ha asegurado.

Paralelamente en la parte trasera del hospital, en la zona de máquinas, se construirá una nueva planta volada de 40×80 metros sobre pilastras de 3,8 metros de altura y de imagen futurista que será donde se ubicarán los siete nuevos quirófanos. «Evidentemente no se dejará de operar, pero sí una vez terminada las obras, la parte de los quirófanos actuales pasarán a ser de cirugía ambulatoria mayor».

Tanto la directora-gerente como el alcalde de Manacor, Miquel Oliver y la presidenta del Govern, Francisna Armengol, tuvieron palabras de agradecimiento a todos los profesionales y personas implicadas en que el proyecto haya podido salir adelante. Todos ellos, acompañados por los alcaldes de los distintos municipios que dependen sanitariamente de Manacor fueron colocando objetos en la cápsula del tiempo que fue enterrada a modo de primera piedra y de luz verde a la ampliación.

Luz verde a cuatro años de obras para un Hospital de Manacor el doble de grande Sansó

La presidenta definió el hospital como «el sueño de tantos y tantos ciudadanos que lo lucharon hace 25 años» y un centro «que traslada y transpira humanidad desde los servicios sanitarios», una plantilla que también doblará su número en 2026. Armengol también recordó que buena parte del proyecto se ha tramitado durante la pandemia: «pese a tener la urgencia de la pandemia sanitaria el Govern no ha dejado de trabajar en lo que es importante y en pensar en el presente y futuro de las personas».

Primera fase

Cabe recordar que esta será la segunda fase de una ampliación que ya empezó en marzo de 2019 con la adecuación del equipo de resonancia magnética en un recinto de 177 m2 en la zona ubicada junto al Servicio de Radiología y con un coste de 1,3 millones de euros. Un aparato con tecnología de fibra óptica de última generación, y de mayor versatilidad clínica para diagnosticar enfermedades de gran prevalencia. Hasta ese momento, el Hospital de Manacor debía derivar a todos los pacientes a otros centros hospitalarios.

En mayo del mismo año entró en funcionamiento el nuevo Servicio de Urgencias de dos plantas de 500 m2 de superficie cada una. Con una nueva área de observación, dieciséis boxes y un área diferenciada para la atención pediátrica entre otros servicios. Todo ello con un presupuesto de 2,5 millones de euros.

Compartir el artículo

stats