Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La primera línea de s’Illot quedará libre de coches a partir del viernes

El ayuntamiento de Manacor sigue con su proyecto de «pacificación» de la zona costera

Un vehículo estacionado en la zona costera. Sebastià Sansó

Como ya se anunció antes de verano en Porto Cristo, el ayuntamiento de Manacor sigue con su proyecto de prohibir el paso de vehículos motorizados por las primeras líneas de costa. Ayer el alcalde Miquel Oliver y dos concejales del equipo de gobierno visitaron las calles colindantes con la playa de s’Illot que quedarán restringidas al paso de coches, motos o camiones a partir de este viernes 5 de agosto, el lo que el consistorio denomina ‘pacificación’ en favor de la tranquilidad de los vecinos y veraneantes.

Se trata de una prueba piloto «que recoge una demanda histórica de residentes, de los organizadores de las fiestas de s’Illot y también del sector turístico del núcleo costero, que han manifestado la necesidad de que haya más espacio libre de coches para disfrute de los ciudadanos».

Esta medida permitirá dar mayor tranquilidad a una zona que durante los meses de verano está muy concurrida y donde se ha detectado una notable presencia de tráfico no productivo. De esta manera, y coincidiendo con las fiestas de s’Illot, las calles más cercanas al mar se ‘rescatan’ para los peatones.

«Queremos que la gente pueda disfrutar de sus terrazas, tomar el fresco sin el ruido de los coches o que los niños puedan jugar en la calle tranquilamente. Un ejemplo similar es el de la plaza Son Macià, donde meses después de haberse limitado el acceso de vehículos los vecinos han ganado en calidad de vida», asegura el alcalde Oliver.

El nuevo tramo peatonal se situará de la calle dels Tamarells, entre la calle del Vell marí y la avenida del Llop hasta la avenida dels Pins. Sólo podrán circular los residentes que dispongan de garaje o para realizar operaciones de carga y descarga. Los residentes que dispongan de garaje podrán acceder a la avenida del Llop desde la avenida dels Pins y tendrán que salir también por este acceso.

Podrán pasar todos aquellos vehículos que tengan necesidad de carga y descarga, pero en ningún caso estacionar. Se cambia el sentido de la circulación de la calle Tamarells, que a partir del 5 de agosto será de salida. Esta medida provisional, que se aplicará hasta entrado el mes de septiembre, se refuerza con otra definitiva, que es la habilitación de seis nuevas plazas de aparcamiento en la avenida dels Pins.

«Esta medida disminuirá el tráfico y permitirá ganar espacios para realizar actividades durante las fiestas», explica el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Sebastià Llodrà, que recuerda que el ayuntamiento de Manacor trabaja para modificar las calles y los hábitos de movilidad «sin tener que realizar gastos millonarios y en consonancia con los retos que nos piden los nuevos tiempos». Una vez terminen las fiestas y la temporada turística, desde el ayuntamiento de Manacor se evaluará la efectividad de la medida.

Compartir el artículo

stats