Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Manacor empieza las obras para recuperar el antiguo huerto de los Dominicos

El Ayuntamiento inicia el proyecto para reconvertir el antiguo aparcamiento de los juzgados de la plaza Font i Roig en un jardín público

Las máquinas ya trabajan en el antiguo aparcamiento de los juzgados de Manacor. Sebastià Sansó

Trabajadores de la empresa Melchor Mascaró han empezado estos días a vallar y realizar los primeros trabajos para acondicionar los terrenos del antiguo aparcamiento de los juzgados de Manacor, en la plaza Creus, Font i Roig. Un paso más para que dentro de cuatro meses la ciudad tenga un nuevo espacio público para disfrutar, con mayor vegetación, pérgolas y una fuente con agua.

El proyecto, que pretende recuperar lo que era el antiguo jardín del huerto de los frailes dominicos, quiere llenar de vegetación y silencio la zona acotada para que, en un futuro cercano, se convierta también en un patio de lectura de la nueva biblioteca pública de Manacor y el centro de cultura que se instalará en lo que ahora son los juzgados de primera instancia, una vez estos se unifiquen en el nuevo edificio de la calle del Pilar, en las afueras de Manacor.

Las obras, que afectan a una superficie de 350 metros cuadrados, tienen un presupuesto de 154.114,15 euros. Ya han comenzado las primeras excavaciones y catas que están siendo inspeccionadas inicialmente por dos arqueólogos, encargados de documentar posibles hallazgos. De hecho, han descubierto unos antiguos empedrados del siglo XX, en principio sin valor patrimonial.

Manacor empieza las obras para recuperar el antiguo huerto de los Dominicos

El proyecto en el que trabaja el ayuntamiento de Manacor prevé el diseño de un jardín urbano en el solar adyacente a los juzgados, en una zona declarada Bien de Interés Cultural (BIC), que forma parte del Conjunto Histórico del claustro y el convento barroco. El análisis de las recopilaciones históricas han determinado que en este emplazamiento, alrededor del siglo XVI, se localizaba el huerto de los frailes, según explican desde el propio consistorio manacorí, aunque diversos autores locales lo sitúen en otro enclave, en todo caso cercano.

Hace un año los vecinos de la plaza de los Pares Creus, Font i Roig fueron convocados para que pudieran conocer de primera mano el proyecto de remodelación del antiguo aparcamiento, encargado a la arquitecta local Maria Magdalena Fons, con la intención de conocer el parecer de sus aportaciones.

Escollos

Sin embargo a mediados del pasado mes de enero, la reforma fue paralizada ya que ninguna empresa presentó una oferta definitiva durante el primer plazo establecido por el ayuntamiento de Manacor, con lo que debió abrirse un nuevo concurso.

La oferta salió a finales de 2021 por un precio de licitación de 89.000 euros. En esos momentos, la concejala de Urbanismo municipal, Núria Hinojosa, justificó el escollo aludiendo que al ser una obra de poco presupuesto y mucha subcontratación, muchas empresas del sector preferían emprender obras de mayor calado. Unos problemas finalmente solventados en la nueva licitación.

Características

El nuevo proyecto quiere poner en valor elementos como la piedra arenisca, el arbolado y la vegetación autóctona, el agua, las plantas aromáticas, una pérgola vegetal como elemento de sombra y la rehabilitación de las fachadas adyacentes. Por lo que respecta a las instalaciones, también se habilitan las redes de pluviales, de alumbrado público, riego y videovigilancia.

Se prevé que el Jardín de s´Hort des Frares cuente con un cierre que evite que quede abierto durante las noches, con la intención de hacer prevalecer la tranquilidad y el civismo una vez cierre la biblioteca municipal, situada a tan sólo veinte metros. El proyecto corre a cargo de la arquitecta Maria Magdalena Fons, con la colaboración de Sebastià Febrer y Xavier Nicolau y el asesoramiento del aparejador municipal, Antoni Puerto.

No habrá juegos infantiles

En primera instancia y según había anunciado el Ayuntamiento en distintas ocasiones, la antigua zona de aparcamientos judiciales (cerrada desde hace ya unos años al tráfico) debía transformarse en un espacio para el recreo infantil, con juegos como pasa en otros parques similares del municipio. Finalmente esto no será así y toda la superficie se habilitará como jardín vecinal que ayudará a la tranquilidad y esponjamiento urbano.

Compartir el artículo

stats