Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Govern defiende el trazado de la Via Verda pese a las 3.000 firmas en contra

Vecinos de Alaró, agrupados en la plataforma ‘Vía Verda, així no’, se reúnen con el conseller de Mobilitat, Josep Marí, para expresar su rechazo al proyecto y proponer cambios para no dividir fincas

Los integrantes de la plataforma ‘Vía verda, així no’, antes de su entrevista con el conseller. PLATAFORMA

Los vecinos de Alaró afectados por el proyecto de Via Verda entre esta localidad y Consell se reunieron con el conseller de Mobilitat i Habitatg, Josep Marí, para mostrar su oposición a un trazado que afecta a varias fincas, en lugar de seguir otras alternativas como una que transcurra más cercana a la actual carretera. La plataforma ‘Via Verda, així no’ presentó una opción que, pese a requerir también expropiaciones de terrenos, sería igual de segura para peatones y ciclistas pero menos lesiva, ya que no partiría por la mitad algunas fincas como se plantea ahora. Los miembros del Govern aseguraron que, en principio, no contemplan modificar el proyecto, pese a las casi 3.000 firmas en contra del recorrido previsto, aunque podrían producirse pequeños cambios tras el nuevo periodo de exposición pública.

El proyecto que maneja el Govern, que en su concepción teórica quiere recuperar la antigua vía de tren entre Alaró y Consell, ha generado una fuerte oposición vecinal, no por la idea de hacer una vía verde para peatones y ciclistas entre las dos localidades, sino por el trazado elegido. De hecho, a día de hoy, los vecinos agrupados en contra del proyecto dentro de la plataforma ‘Via verda, així no’ ya han recogido unas tres mil firmas. La plataforma se interesó por el estado en que se encuentra el proyecto del Govern, en fase de exposición pública y pendiente de resolver las alegaciones de vecinos afectados y del ayuntamiento de Alaró. En la entrevista, los vecinos expusieron que en sus recursos se explica que no hay nada que recuperar ya que «las vías del tren fueron vendidas por parte de los propietarios de la compañía, que no pertenecía a ninguna entidad pública, y que el camino hace 80 años que no existe». Asimismo, incidieron en la incoherencia del proyecto, por lo que pidieron una modificación del trazado.

Según expusieron al conseller Marí, la vía propuesta no sigue el trayecto original desde la desaparecida estación de tren, pasaría si así fuera por el actual campo de fútbol y el cementerio, y lo que pretende recuperar no llega ni al 50% del antiguo trazado, afectando de esta forma a campos de cultivo y negocios familiares, una cosa que podría evitarse con alternativas como la que proponen ellos. Dejaron también claro que «no se trata de un proyecto de vía verde ya que es una vía delimitada por muros, rejas altas y que se sembrarían árboles altos a cada lado, por lo que sería como un túnel».

División

El proyecto de Via Verda se ha convertido en un tema de división entre los vecinos de Alaró, ya que el apoyo mayoritario que tuvo, impulsado por la plataforma Vía Verda y con concurridas manifestaciones, se ha visto reducido al conocerse el trazado y que este afectaba a algunas fincas que quedaban partidas por la mitad. De hecho, se da el caso de vecinos que firmaron a favor del proyecto inicial y que ahora lo han hecho para apoyar las quejas de los afectados. Las calles de Alaró muestran esta división y pueden encontrarse pancartas a favor y en contra el proyecto a partes casi iguales. La nueva plataforma opositora, ‘Via Verda, així no’ puso encima de la mesa de los responsables del Govern las casi 3.000 firmas en contra del actual proyecto del Govern. La entrevista finalizó con la solicitud de los miembros de la plataforma al conseller Marí y la presidenta Armengol para que visiten Alaró y expliquen de primera mano su alternativa.

Compartir el artículo

stats