Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Urbanismo

El Consell deniega la legalización de una pista de pádel sin licencia en Biniali

Patrimonio Histórico destaca el «impacto» de la instalación en un núcleo declarado como BIC de máxima protección

Pista de pádel sin licencia en Biniali. J.Frau

La pista de pádel construida sin autorización en la localidad de Biniali (Sencelles) no puede ser legalizada y todo apunta a que deberá ser derribada. La comisión insular de Patrimonio Histórico de la institución insular ha denegado el proyecto de legalización presentado por la propiedad de la pista de pádel en base a un informe técnico elaborado el pasado mes de febrero que informó de forma desfavorable a la regularización de la instalación. 

Previamente, el ayuntamiento de Sencelles había remitido un escrito al Consell para comunicar el inicio de un expediente de infracción urbanística por las obras realizadas sin licencia en la calle Fiol de Biniali, que habían sido denunciadas por un vecino. Cabe recordar que el núcleo de Biniali está declarado desde 2009 como Bien de Interés Cultural (BIC) con categoría de Conjunto Histórico.

El informe técnico del Consell constata la construcción, en un solar de 934 metros cuadrados donde antes había una pista de tenis, de una pista de pádel de estructura metálica y paredes de vidrio con cuatro torres de iluminación sobre un pavimento de césped artificial. Las obras se realizaron sin licencia ni autorización previa de Patrimonio Histórico.

El dictamen analiza las posibilidades de implantar el uso de pista de pádel en una parcela privada en las diferentes normativas de aplicación en Biniali como las Normas Subsidiarias de Sencelles, que solo contemplan el uso de vivienda en el casco antiguo donde se ubica el solar, cuando en este caso se produce «un uso deportivo al aire libre como uso principal de la parcela». Asimismo, el Plan Especial de Protección de Biniali solo admite la instalación de piscinas que no ocupen más de un 15% de la parcela, pero en ningún caso una pista de pádel que además constituye el único uso del solar y no la instalación complementaria de una vivienda ya existente.

Además, desde la declaración de Biniali como BIC de máxima protección y la posterior aprobación del Plan Especial de Protección para preservar los valores arquitectónicos del ‘llogaret’, «nunca se ha considerado que el núcleo de Biniali tenga unas características que puedan absorber este tipo de instalaciones», apunta el informe del Consell, que añade que el proyecto que se pretende legalizar «presenta características que lo hacen totalmente poco adecuado para el lugar donde se ubica» y provoca un elevado impacto visual en el conjunto arquitectónico de Biniali.

La declaración de BIC establece unas directrices de conservación encaminadas a proteger las características tipológicas y los valores arquitectónicos de la pequeña localidad del Pla, donde está prohibido colocar elementos e instalaciones que perjudiquen la contemplación del entorno, por lo que «dedicar buena parte de una parcela a una instalación deportiva al aire libre contraviene la preservación de esta característica tipológica», concluye el informe. También apunta que los «materiales, elementos y formas» de la instalación «no son elementos de tipología tradicional ni se integran bien en el núcleo existente;+ al contrario, significan un impacto importante para las preexistencias de este conjunto histórico».

Tras esta resolución, el vecino que denunció en primera instancia la pista de pádel ha instado al ayuntamiento de Sencelles a restablecer la legalidad infringida y ordenar la demolición de la instalación deportiva que, según el citado informe del Consell, no puede ser legalizada.

Compartir el artículo

stats