Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Medio Ambiente

Manacor controlará con un sistema de bolsas el reciclaje de amianto

El Ayuntamiento quiere aumentar la seguridad y evitar que empresas lleven grandes cantidades de uralita al ecoparque

Antoni Pasqual y Sebastià Llodrà han presentado la medida. S. Sansó

Manacor no quiere que el amianto y la uralita creen problemas de salud entre sus trabajadores y los clientes que periódicamente acuden al punto verde para depositar los restos de este material, potencialmente cancerígeno si no se trata como es debido. Para ello ha anunciado la puesta en funcionamiento de unas bolsas de plástico especiales y selladas que impidan que los materiales peligrosos queden abiertos durante días y con el fin de limitar los kilos mensuales que cada ciudadano puede depositar en el ecoparque y evitar así que las empresas se sigan beneficiando de un servicio que no les corresponde.

El concejal de Medio Ambiente manacorí, Sebastià Llodrà, y el técnico del área Antoni Pasqual han recordado que se trata de una medida pionera en Mallorca y cuya intención es la seguridad y el control de la salud «tanto de los ciudadanos, como de los trabajadores». Por eso, estas bolsas herméticas que podrán ser recogidas de forma gratuita en el punto verde en cualquier momento que esté abierto, tienen unas medidas de 80 por 120 centímetros y una capacidad de 200 litros

El tamaño del residuo que se podrá entregar vendrá delimitado por el tamaño del recipiente. Es decir, no se aceptarán residuos que no quepan en la bolsa suministrada y que no esté cerrada herméticamente. El ayuntamiento de Manacor llevará un registro de las bolsas entregadas, por lo que las personas que lleven los residuos se tendrán que identificar.

De esta forma, además de incrementar las medidas de seguridad también se aumentará el control sobre las cantidades de amianto que se depositan por parte de los ciudadanos, de forma que las operaciones que no sean propiamente domésticas deban solicitar el servicio a un gestor autorizado especializado, tal y como marca la normativa. En el último año el Ecoparque de Manacor ha recogido 66 toneladas de amianto, aproximadamente 2.500 kilos cada mes.

«Una vez llenas deberán ser depositadas en un recinto cerrado que habrá en el propio ecoparque a partir del primer domingo de agosto, dentro de diez días», argumenta Pasqual, quien recuerda que esta operación solo podrá realizarse una vez al mes por usuario. La finalidad es filtrar al máximo las cantidades, evitar que empresas del sector de la construcción acudan con grandes volúmenes y controlar las cantidades.

En estos momentos y según datos del ayuntamiento de Manacor, cada año llegan al ecoparque situado cerca de la carretera de Felanitx 66 toneladas de amianto, entre planchas, canalizaciones o depósitos de agua, lo que a su vez comporta que el Consistorio deba pagar por su transformación una cifra cercana a los 500 euros por cada mil kilos.

Apertura también en domingo

Por otro lado, el regidor de Medio Ambiente ha anunciado la ampliación a partir de ahora del horario de apertura del ecoparque también los domingos de 9 a 14 horas: «De esta forma se mejora el servicio para que no haya ningún día de la semana sin que la ciudadanía pueda acudir a dejar residuos». De lunes a viernes el Ecoparque abre de 9 a 13 horas y de 15.30 a 19 horas. 

A partir de agosto, los sábados y domingos de 9 a 14.30 horas. «Hemos notado que durante los domingos las áreas de aportación de la periferia se llenan de voluminosos de manera recurrente. Por lo tanto queremos que no haya excusa para acudir el ecoparque cualquier día», dice Llodrà, quien especifica también que este aumento de horarios «estaba dentro de las condiciones de la concesión» y no supondrá ningún coste extra para los ciudadanos.

Compartir el artículo

stats