El Hospital Comarcal de Inca comenzó ayer a instalar un nuevo TAC de última generación, que se prevé que esté en funcionamiento dentro de un mes. Este ha supuesto una inversión de 477.950 euros, prevista dentro del Plan Inveat, con cargo a los fondos europeos Next Generation EU, del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Ministerio de Sanidad.

Según informó en un comunicado la Conselleria de Salud y Consumo, durante el tiempo en que se lleve a cabo la instalación y acondicionamiento del nuevo TAC, la empresa concesionaria del servicio ha instalado otro provisional junto al salón de actos.