Día del Periodista 50% DTO. Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Llevan al alcalde de Capdepera al juzgado por el tema de los complementos

Un sindicato policial exige conocer qué pluses se pagan y sobre todo qué funcionarios los están recibiendo, al sospechar de un trato de favor

Llevan al alcalde de Capdepera al juzgado por el tema de los complementos DM

Un sindicato policial ha llevado al ayuntamiento de Capdepera y a su alcalde, el socialista Rafael Fernández, al juzgado por no proporcionar la información correspondiente de los complementos que se pagan en las nóminas a determinados trabajadores del consistorio. Esta información ha sido solicitada de forma oficial al propio Consistorio, pero se ha negado a facilitarla, razón por la que se ha decidido presentar una demanda administrativa para que se ordene la entrega de estos datos. La formación que ha acudido al juzgado es el Sindicato Profesional de Policías Municipales de España. El alcalde Fernández mantiene desde hace mucho tiempo un enfrentamiento con la plantilla de la Policía Local del municipio.

La formación sindical sospecha que el alcalde está realizando un reparto ilegal de estos complementos económicos, que se abonan con dinero público, y estaría beneficiando a las personas de su más cercana confianza. Antes de realizar ningún tipo de denuncia formal se quiere conocer la información oficial que maneja el Ayuntamiento, que consistiría en determinar qué complementos económicos especiales se están pagando y, sobre todo, cuáles son los trabajadores municipales que se están beneficiando de estos pluses. El sindicato tiene conocimiento de que una de las personas que se estaría beneficiando de este exceso de pluses sería la actual pareja sentimental del alcalde, que trabaja como psicóloga para el Ayuntamiento.

El alcalde ha intentado varias veces acercar posturas con la plantilla de la Policía Local de Capdepera, pero estos encuentros no han tenido ningún resultado positivo. Al contrario, las posiciones están cada vez más alejadas.

Los policías locales no cobran el mismo complemento que sí reciben el resto de funcionarios municipales. Se sospecha que algunos cobran varios pluses a la vez, lo que podría ser ilegal. Es cierto que los policías cobran un plus, pero solo se paga en verano y por determinadas circunstancias. En los últimos años la plantilla de la Policía Local se ha visto reducida y en estos momentos es complicado cubrir todos los servicios, sobre todo teniendo en cuenta que se trata de una zona turística y en verano la población se multiplica, a la vez que aumentan los incidentes. El Ayuntamiento acordó con los policías que en la época estival cobrarían un suplemento económico, a cambio de renunciar a las vacaciones, pero sobre todo para que estuvieran disponibles para trabajar cualquier día y a cualquier hora. Es decir, a los agentes se les puede llamar para que cubran cualquier turno, sin previo aviso, y no se pueden negar a acudir a trabajar, porque están cobrando un dinero extra por esta dedicación exclusiva.

Sin embargo, los policías locales consideran que deben ser tratados por el Ayuntamiento de igual manera que el resto de funcionarios, que no se ven obligados a renunciar a sus derechos laborales para recibir este suplemento. Los agentes lo que pretenden es cobrar un sueldo suficiente durante todo el año, que se equipare con el resto de municipios.

Otro de los conflictos que ha molestado a los policías es que el Ayuntamiento ha decidido eliminar el seguro médico que tienen varios de los agentes. Los policías más antiguos tenían cubierta la asistencia médica a través de un seguro privado, en el que también incluían a sus familiares. Sin embargo, según fuentes próximas a la plantilla, el Ayuntamiento ha decidido retirar a estos familiares de la póliza del seguro y ha amenazado a los policías que tendrán que pagar ellos mismos este seguro, en unas cantidades que rondarían los 10.000 euros, o incluso algo más.

Nadie quiere ser policía en Capdepera

El ayuntamiento de Capdepera está teniendo serias dificultades para contratar a policías locales que quieran trabajar en el municipio. De hecho, en los últimos años se ha pasado de una plantilla de 56 agentes, a la actual de 24 policías. La plantilla se ve obligada muchas veces a doblar los turnos para poder cubrir todos los servicios. Además de un exceso de trabajo el ambiente laboral es muy complicado. Este periódico intentó conocer la opinión del alcalde sobre estas acusaciones, pero no respondió a ninguna llamada.

Compartir el artículo

stats