Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Actividades náuticas

Malestar por los chárteres náuticos ilegales que operan en el Port de Sóller

Empresarios del sector denuncian el «descontrol» existente con estas embarcaciones

Una de las embarcaciones en la playa del Port de Sóller. J.Mora

El Port de Sóller se ha convertido en punto de partida de embarcaciones que se dedican a la práctica de los chárteres pirata, lo que representa una competencia desleal a las empresas del sector que operan desde el municipio cumpliendo con la normativa vigente.

La actividad chárter ilegal se registra durante los meses de verano, aprovechando la afluencia de visitantes y de clientes que demandan este tipo de servicios, muchos de los cuales desconociendo que en realidad se suben a bordo de una embarcación que está incumpliendo la normativa turística y náutica.

Así lo han denunciado empresarios del sector del Port de Sóller, que han destacado el «descontrol» existente con este tipo de embarcaciones, algunas de las cuales llegan a atracan hasta la arena de la playa para recoger a los pasajeros a pesar de realizar una actividad ilícita y a plena luz del día. La forma de trabajar de este tipo de empresas supone una competencia desleal a las que trabajan legalmente, ya que ofrecen unos precios más asequibles y unos servicios que legalmente no se pueden realizar como el embarque y el desembarco de pasajeros en Sa Foradada u otros puntos de la costa, han denunciado.

Según parece, algunas de estas embarcaciones deben permanecer fondeadas en la bahía porque ni siquiera disponen de puerto base, carecen de medios propios de fondeo, algunas se dedican a hacer lo que en la jerga náutica se denomina «barqueo» (transportar con lanchas a los pasajeros desde de la costa hasta la barca y viceversa por no tener punto de amarre en el muelle) o no disponen de las autorizaciones administrativas de Turismo y Capitanía Marítima, entre otros.

Otros elementos que evidencian el fraude -denuncian empresarios del sector- es que las matrículas de estos barcos no van iniciadas por los números 2 o 6 según su categoría, o que no han despachado su documentación frente a las autoridades competentes en la náutica.

Precisamente estos días la conselleria de Movilidad ha puesto en marcha una nueva campaña de control e inspección de los chárteres náuticos y de las embarcaciones de recreo para evitar que se lleven a cabo actividades de alquiler náutico sin cumplir los requisitos legales.

En una nota de prensa, la Conselleria ha especificado que este año las actuaciones se centrarán en no disponer o no llevar a la embarcación la declaración responsable; la no aparición en los contratos del número de registro de la Dirección General de Transporte Marítimo y Aéreo; la venta de tickets por plaza ya que solo se permite el contrato de arrendamiento de toda la embarcación; así como del control fiscal y el fondeo sobre posidonia. En la campaña colaboran la Guardia Civil, demarcación de Costas, la Agencia Tributaria, la Autoridad Portuaria, Puertos y varios departamentos del Govern.

Compartir el artículo

stats