Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alcaldesa de Andratx
Entrevista

Estefanía Gonzalvo, nueva alcaldesa de Andratx: «No hemos venido a cargarnos todo lo que está iniciado»

Tras la moción de censura del PP, Ciudadanos y El Pi, la líder popular toma la vara de mando con el reto de «cambiar la forma de gestionar» del ya exalcalde socialista Toni Mir

«No hemos venido a cargarnos todo lo que está iniciado» Juanlu iglesias

¿Cómo se siente como alcaldesa de Andratx?

Me siento con mucha responsabilidad de intentar sacar adelante esta situación pensando siempre en la ciudadanía. Por trabajo y dedicación no va a quedar pero es una situación delicada. No es una situación de felicidad, es una situación de responsabilidad.

¿Qué cambio notará Andratx con Estefanía Gonzalvo?

Lo que queremos es otra forma de gobernar, desde el diálogo, la tranquilidad, la serenidad y que los protagonistas no seamos los políticos, sino que sean los ciudadanos. Dar estabilidad al municipio y que andritxols y andritxoles sientan que soy una más.

¿Qué retos se plantean en estos casi once meses de legislatura?

Está claro que somos perfectamente conscientes del poco margen de tiempo con el que jugamos pero hay muchas cosas a mejorar, sobre todo en cuanto a gestión. Ha habido una falta de liderazgo a la hora de gestionar y estamos aquí sobre todo para cambiar esta forma de gestionar. Hay problemas que se podrán gestionar de forma directa y otras que simplemente nos podremos centrar (por el tiempo que tenemos) en poner las bases para que estos problemas se solucionen en un futuro porque somos conscientes de que a corto plazo no se pueden solucionar. No hemos venido aquí para cargarnos lo que está iniciado, no es nuestro objetivo. Yo creo que lo que es bueno para Andratx, es bueno para todos. Es un municipio y los partidos compartimos el 98% del programa electoral. Hay iniciativas que se estaban haciendo que nosotros reclamábamos como oposición o que ya tenían un rodaje anterior o proyectos que se hacen que también los vemos bien. Seguiremos trabajando en sacar adelante estos proyectos.

¿Puede detallar algunos de estos problemas de gestión?

Creemos que ha habido problemas de gestión sobre todo en el tema de la Policía Local. La falta de seguridad es un tema que nos preocupa mucho. Está claro que es un problema que no solo afecta a Andratx, también a otros municipios, pero sí que es cierto que el tono poco conciliador del alcalde Toni Mir ha contribuido a que el tema se agrave y haya un mal clima de trabajo. Nuestra idea es transmitir lo antes posible este clima de tranquilidad, llegar a acuerdos, buscar soluciones entre todos y ponernos a trabajar lo antes posible para solucionarlo.

¿Cuáles son los temas prioritarios a solucionar?

El tema de la Policía Local, el de la gestión y que los ciudadanos puedan ser mejor atendidos cuando se dirigen al Ayuntamiento. En cuanto a temas urbanísticos, queremos intentar hacer una mesa de trabajo con todas las partes implicadas. Nosotros creemos en la colaboración público-privada, en gestionar de esta forma y poner sobre la mesa cuáles son los problemas para hacer una lluvia de ideas y buscar soluciones. Nosotros no lo sabemos todo y es muy importante escuchar a todas las partes para mejorar el día a día de la ciudadanía.

Por cuestión de tiempo, no tienen mucho margen de maniobra. ¿Qué aportará este nuevo pacto al Ayuntamiento tras el tenso mandato de Toni Mir?

Queremos que esta tensión que se ha vivido estos años se acabe. Sobre todo aportará gestión. Gestionar es vital. Gestionar recursos pero siempre respetando la libertad de las personas. Sin autoritarismo, escuchando. Queremos cambiar la visión de autoritarismo que hay en Andratx, gestionando en el día a día en lo que afecta a la ciudadanía. Trabajaremos en estos casi once meses de forma muy dura en sacar adelante todos estos proyectos adelante.

Cuando empezó la legislatura ya le dijo a El Pi que tendería la mano si fuera necesario. No es la primera vez en este último año en advertir que el Ayuntamiento necesitaba un cambio de rumbo. Toni Mir le acusó en su toma de posesión de querer el poder pero usted decía que era un acto de valentía...

Exacto. Siempre digo que se nos invita a gobernar en momentos difíciles. Para nada son ansias de poder porque para nosotros hubiera sido más fácil dejarlos caer viendo la situación de crispación, enfado, falta de diálogo y poca serenidad. En un acto de valentía decidimos que si realmente te presentas para mejorar tu municipio, lo que no puedes hacer es, cuando existe una posibilidad de gobernar, echarte atrás porque te expones mucho a once meses de las elecciones. Creo que hubiera sido poco responsable. Trabajaremos sin descanso en conseguir la confianza de los andritxols y andritxoles a lo largo de estos meses.

Las sesiones plenarias han sido muy tensas. ¿Bajará esta crispación con Estefanía Gonzalvo como alcaldesa?

Así lo espero. Les dije que lo que era importante para Andratx era bueno para todos y les tendí la mano para llegar a acuerdos de Estado. Creo que es importante que en política los partidos bajemos un poco este nivel de crispación. Está claro que es normal que haya debates más crispados pero este último año ha sido bastante difícil estar en la oposición. Lo que pretendo es un tono más conciliador, más tranquilo para poder llegar a acuerdos en temas que sean buenos para Andratx.

En 2019 El Pi les mandó a la oposición para dar «una oportunidad» al PSOE que «no ha sabido aprovechar», pero ahora les ha vuelto a tender la mano. ¿Qué pide a los regionalistas? ¿Lealtad?

Pedir, lo que es pedir, no le pido nada. Creo que todos estamos de acuerdo en que tenemos que trabajar en equipo, si no, no hubiéramos firmado esta moción de censura. Hay una moción que la firman tres partidos pero hay un equipo de gobierno. Lo que quiero es que los ciudadanos puedan visualizar un equipo de gobierno. No hacer partidismo ni que cada uno trabajase solo que es lo que creo que sucedía hasta ahora. Cuando ellos estuvieron dispuestos a encabezar este proyecto valiente, no hay nada más que hablar. Somos un equipo de gobierno.

¿Cree que ha sido la legislatura más convulsa con cuatro alcaldes diferentes?

¡Sí! La verdad que tantos cambios de alcaldía era algo que no era lo normal. Ha sido una legislatura muy atípica con muchos sobresaltos. Hemos sufrido una pandemia que tampoco ha ayudado, pero los ciudadanos lo que quieren es estabilidad, ya bastantes problemas tienen en el día a día con la cesta de la compra y la gasolina por las nubes como para que los políticos les demos más.

Compartir el artículo

stats