Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consell paraliza obras ilegales del Govern en una área recreativa de Lluc

La Agencia de Defensa del Territorio considera que la actuación en el edificio de Ca s'Amitger no cuenta con los permisos. El Ibanat admite que se extravió un informe pero asegura que son actuaciones solo de mantenimiento

Edificio de servicios del área recreativa de ca S’Amitger en plenas obras.

La Agencia de Defensa del Territorio (ADT) del Consell de Mallorca paralizó ayer unas obras ilegales que está ejecutando el Govern en el área recreativa y de acampada en Ca s’Amitger, en pleno santuario de Lluc. La orden de paralización es por la ilegalidad de no contar con los permisos o licencias para llevar a cabo esta actuación en una zona considerada de máxima protección ambiental y Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, como el resto de la Serra de Tramuntada. Desde el Govern argumentan que se extravió un informe para obtener los permisos necesarios.

Las obras paralizadas las está ejecutando el Instutut Balear de la Natura (Ibanat), el organismo dependiente de la conselleria de Medio Ambiente que gestiona estos espacios para acampada y de uso de excursionistas, así como los refugios. La actuación consiste en arreglar un edificio de servicios, especialmente baños y sala de estar. Unas obras en las que se ha llevado a cabo la demolición de un porche exterior.

La Ley 2/2020, de medidas urgentes para el impulso de la actividad económica y la simplificación administrativa para paliar los efectos de la crisis de la covid, contempla toda una serie de disposiciones adicionales. Una de ellas es que se podían realizar labores de mantenimiento en las áreas recreativas del Govern sin necesidad de solicitar licencia y solo con la presentación de un informe preceptivo.

Cartel de la ADT paralizando la actuación del Govern. | D.M.

En el caso de las obras paralizadas en Ca s’Amitger, el ayuntamiento de Escorca y la Agencia de Defensa del Territorio consideran que no es una actuación solo de mantenimiento, ya que se ha demolido parte de una infraestructura de un edificio, y por consiguiente se necesita licencia.

Ayer un inspector de la ADT del Consell subió hasta Lluc y ordenó la paralización de las obras. Allí colocó un cartel con la orden de paralización, que se puede ver junto a estas líneas. El Govern mantiene que se había dejado de trabajar hace unos días, pero el ayuntamiento de Escorca sostiene que, pese a tener la orden de paralización, siguieron trabajando durante el pasado lunes y el martes.

Fue el ayuntamiento de Escorca quien advirtió de la situación y, al tener cedidas las competencias de disciplina urbanística al Consell, remitieron un informe de la actuación irregular a la institución insular y al propio IBANAT, según confirmó el alcalde de Escorca, Antoni Solivellas.

«Un técnico municipal comprobó que las obras que se hacían allí no solo eran de mantenimiento y por consiguiente no están amparadas en la ley 2/2020 como pretende el Ibanat», aseguró Solivellas. «Esta disposición considero que es una invasión de competencias municipales en toda regla», añadió el alcalde, que también se queja que el Govern realiza actuaciones, como es la venta de leña para las áreas recreativas, sin licencia de actividades.

Extravío de un informe

El gerente del Ibanat, Joan Ramon, admitió que «es cierto que se ha extraviado un informe y no se envió al ayuntamiento antes de iniciar las obras, pero contamos con el permiso de Patrimonio del Consell y de la Dirección General de Espacios Naturales».

Ramón aseguró que «se trata de obras de mantenimiento para cambiar unas vigas que estaban carcomidas y evitar que puedan dañar a los visitantes». «Por consiguiente, entendemos que no se necesita licencia municipal y estamos amparados por la ley 2/2020 que tan solo precisa enviar un informe, cosa que ya hemos hecho hoy (por ayer)», añadió.

Compartir el artículo

stats