Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Medio Ambiente

Santa Margalida quiere tener voz y voto en la gestión del parque natural del Llevant

El Ayuntamiento propone también la inclusión de la zona marina ubicada frente a la finca de Son Real

Una imagen de la necrópolis de Son Real, en el municipio de Santa Margalida. B.RAMON

El ayuntamiento de Santa Margalida elevará al pleno extraordinario de este próximo viernes una propuesta del equipo de gobierno presidido por el alcalde Joan Monjo para someter a votación una alegación al proyecto de ampliación del parque natural del Llevant, actualmente en proceso de exposición pública, con el objetivo de reclamar que el Consistorio ‘margalidà’ tenga «voz y voto» en el órgano gestor del parque debido a la incorporación de la finca de Son Real al espacio protegido, entre otras fincas que forman parte del municipio de Santa Margalida.

Además, la alegación que el Consistorio presentará también propone a la conselleria de Medio Ambiente que la futura denominación oficial del parque natural del Llevant incluya una referencia explícita a Son Real porque, según el alcalde Monjo, «se trata de la finca más importante de todo el parque».

Asimismo, otra de las demandas municipales se refiere a la inclusión en la zona protegida del parque natural del ámbito marino de la finca de Son Real para que abarque una extensión de un kilómetro mar adentro desde la línea de costa, para que esta extensión marina tenga la misma protección que la prevista en la superficie marina que formará parte de la ampliación del parque.

El alcalde ‘margalidà’ no oculta que con esta petición persigue la prohibición definitiva para habilitar un emisario submarino en la costa de Son Bauló tal y como está previsto en el proyecto de construcción de la futura depuradora de Can Picafort, una infraestructura rechazada frontalmente por el ayuntamiento de Santa Margalida. «Sería absurdo instalar el emisario en un parque natural», apunta Monjo.

De esta forma, el Consistorio condiciona su apoyo a la incorporación de parte de su territorio al parque natural del Llevant a la aceptación de la alegación que se someterá a votación en el pleno municipal del viernes. «Si no se acepta, el Ayuntamiento puede negarse a formar parte del parque natural, pondremos los pleitos que sean necesarios», señala Monjo, que ve una propuesta «electoralista» en la ampliación del parque que está en tramitación.

Compartir el artículo

stats