Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Plantón de la alcaldesa de Campos en la reunión sobre es Trenc con Medio Ambiente

La conselleria expresa su malestar a la delegación ‘campanera’ porque no ha acudido «la persona que toma las decisiones en el Ayuntamiento»

La comisión de seguimiento, en la reunión de ayer. | CAIB

Las aguas andan revueltas en el parque natural de es Trenc. La alcaldesa de Campos, Francisca Porquer, no ha acudido a la comisión de seguimiento del convenio para la gestión del aparcamiento de sa Barralina I a la que estaba citada junto a dos técnicos municipales. Ha delegado en el regidor de Medio Ambiente, Rafel Adrover. Este plantón ha sentado como jarro de agua fría en la conselleria de Medio Ambiente. Así, lo ha manifestado el director general de Espacios Naturales y Biodiversidad, Llorenç Mas. «Lo primero que he expresado al regidor es que esta comisión se hace periódicamente pero, en parte, la convocatoria se había precipitado por toda la polémica de la limpieza de la playa. Le he trasladado que me sabía mal que no hubiera acudido la persona que toma las decisiones en el ayuntamiento», confiesa Mas.

Así la comisión, detalla, se ha ceñido en comentar tres incumplimientos de las obligaciones que conlleva el convenio de colaboración entre la conselleria y el Consistorio firmado en abril de 2019. Mas ha razonado que se trata de «una compensación por la reducción de las instalaciones de temporada que se hizo cuando se creó el parque natural». «Es una compensación que no existe en otro municipio», incide Mas que pasa a desgranar las obligaciones que marca el convenio. «La primera que ha incumplido es el mantenimiento del aparcamiento de sa Barralina, que es nuestro pero lo explota gratuitamente el Ayuntamiento y lo tienen abandonado», reprocha. Explica que este mes se ha elaborado otro informe para denunciar el pésimo mantenimiento del espacio. «Es algo que nos preocupa», sentencia. «Básicamente no hacen la limpieza», reprocha y recuerda que es crucial desbrozar antes de empezar la temporada turística. En un informe de 2020 ya se constató la falta de mantenimiento, recuerda Mas, que avanza que desde el Consistorio les han informado que tienen una empresa contratada y que ha empezado a limpiar.

La segunda obligación incumplida tiene que ver con la limpieza de la playa. «Les he manifestado mi malestar por las declaraciones de la alcaldesa sobre la limpieza porque la competencia es municipal, además en el convenio también aparece como una de las obligaciones del Ayuntamiento. El regidor ha asumido su responsabilidad y ha manifestado su voluntad de mejorar el servicio», relata Mas mientras que desde el Consistorio han declinado hacer declaraciones. Mas añade que «independientemente de que la competencia de limpieza sea municipal, les he expresado mi malestar porque como responsable me duele que la imagen del parque se vea afectada». Así las cosas, la conselleria les ha trasladado que «nuestras puertas están abiertas pero desde la lealtad y asumiendo las competencias de cada uno».

El tercer incumplimiento tiene que ver con el informe anual sobre la explotación de sa Barralina que Medio Ambiente ha reclamando y el Ayuntamiento, avanza Mas, se ha comprometido a pasar la memoria.

En cuanto a la venda ambulante tan criticada por la alcaldesa en redes, Mas recuerda que no es competencia de la conselleria y aclara que «es un tema de la Policía Local» y, en todo caso, se puede «pedir ayuda a la Guardia civil o a la Policía Nacional», pero admite que «es un problema grave de difícil solución».

Compartir el artículo

stats