Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Campos

Vecinos de sa Ràpita y el GOB alegan contra el desvío de tráfico desde la costa al interior

El ayuntamiento de Campos, gobernado por el PP, lamenta la «confusión» generada en torno al plan de movilidad urbana sostenible y subraya que la primera línea del núcleo costero «continuará igual hasta que no haya una ronda»

Primera línea del núcleo de sa Ràpita, en el municipio de Campos. T.O.

Vecinos de sa Ràpita y el GOB han presentado alegaciones contra el plan de movilidad urbana sostenible (PMUS) realizado por el ayuntamiento de Campos, al entender que abre la puerta a la posibilidad de que se desvíe el tráfico que actualmente pasa por la primera línea (avenida Miramar) hacia vías interiores del núcleo.

Hasta 147 vecinos se han sumado a las alegaciones preparadas por la plataforma vecinal Protegim sa Ràpita, que alerta de que la eliminación de uno de los carriles de Miramar (el carril en sentido s’Estanyol) para peatonalizarlo y la ejecución de una variante haría que la circulación pasase por calles actualmente residenciales y tranquilas.

En el último pleno municipal, el equipo de gobierno presidido por la alcaldesa Francisca Porquer (PP) respondió a estas inquietudes y reconoció que había habido «confusión» en torno al PMUS. Así lo expuso el primer teniente de alcalde, Sebastià Sureda, quien, en primer lugar, aclaró que en esta avenida, al ser una carretera, debe haber siempre dos vías.

«Para poder quitar el tráfico de la primera línea, tiene que estar la ronda hecha. No pasaremos la carretera por dentro del pueblo», agregó Sureda, quien recordó que éste es un plan estratégico «a 10 años vista» y que algunos de los puntos que incluye se pueden hacer y otros no. Porquer, mientras, lamentó «la demagogia y la psicosis» que se había generado en torno al PMUS, al tiempo que criticó que se haya aprovechado este tema para «hacer política».

Alegaciones del GOB

Respecto a las alegaciones presentadas por el GOB, la entidad ecologista sostiene que el PMUS actual hará que viales urbanos en suelo residencial pasen a convertirse en «vías estructurales internas paralelas al mar, que tendrán que soportar todo el tráfico que discurría antes por la avenida y, además, convierten dos calles perpendiculares al mar en dos rondas urbanas». Considera el GOB que este incremento de la circulación afectará «gravemente» el entorno residencial.

«La desviación planteada por el Ayuntamiento no representa ninguna solución, sino el traslado del problema. No se puede desviar el tráfico de una carretera secundaria a las calles de una urbanización residencial consolidada»

decoration

«La desviación planteada por el Ayuntamiento no representa ninguna solución, sino el traslado del problema. No se puede desviar el tráfico de una carretera secundaria a las calles de una urbanización residencial consolidada», argumenta la organización. Esta entidad refiere asimismo la existencia de un informe de la dirección general de Transportes y Movilidad que concluye: «No parece justificado [...] quitar vehículos de primera línea para ponerlo en segunda. Esta medida precisaría de una reordenación del tráfico más profunda […] como por ejemplo una vía de circunvalación por la parte de arriba de s’Estanyol». El GOB asegura que comparte este planteamiento.

La postura vecinal

En lo que se refiere a las alegaciones vecinales vehiculadas a través de Protegim sa Ràpita, arguyen que la propuesta actual «perjudicaría y sería contraproducente» para este tranquilo núcleo residencial. «El tráfico interno dentro del núcleo es muy reducido debido a la baja densidad residencial. Por tanto, trasladar el 80% del tráfico en una sola vía acarreará problemas [...] como contaminación acústica, siniestralidad y una distorsión en la tranquilidad del núcleo», argumentan.

Estas alegaciones inciden también en que «no se ha realizado la tramitación ambiental de la propuesta final», de tal forma que los informes de las administraciones «no han podido tener en cuenta todos los hechos expuestos».

· Más información de Campos en Diario de Mallorca.

Compartir el artículo

stats