Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Agricultura

Sóller: Una naranja como postre

El Ayuntamiento insta a los establecimientos del sector de la restauración del municipio a incorporar en su menú la fruta más típica del valle para ofrecerla a sus clientes

El municipio quiere potenciar el consumo de su fruta más preciada. J.Mora

Una naranja como postre para concluir el almuerzo. Éste es el objetivo que se ha fijado el ayuntamiento de Sóller para que los establecimientos del sector de la restauración del municipio incorporen en su menú la fruta más típica del valle para ofrecerla a sus clientes, especialmente aquellos que rehúyen comer postres dulces tradicionales que habitualmente se encuentran en las cartas de los restaurantes.

El concejal de Promoción Económica, Sebastià Aguiló, ha puesto en marcha esta iniciativa en colaboración con la patronal del sector. Tal y como ha explicado, «la finalidad es que los restaurantes ofrezcan a sus clientes la naranja como fruta». Y es que según ha explicado Aguiló, actualmente se da la paradoja de que si bien el valle es el punto de referencia en el cultivo de cítricos en Mallorca «después resulta que si vas a un restaurante en muchos de ellos no tienen naranjas para ofrecerlo como postre». Aguiló propondrá que además de ofrecer la pieza de fruta como tal, los establecimientos se sumen a la campaña e incluyan dentro de sus cartas postres elaborados a partir de esta fruta tales como la naranja azucarada, la naranja rociada con licor o simplemente gajos de naranja, entre otras presentaciones.

«El objetivo final es potenciar el consumo de la naranja de Sóller todo el año» ya que «esta iniciativa no solo debe quedar circunscrita a la Feria de la Naranja que celebramos en marzo», ha afirmado el concejal, que cree que contará con la complicidad de los establecimientos de restauración para dar un nuevo impulso a la comercialización de la fruta local por excelencia. Aguiló sugiere que ofrecer naranja es «totalmente compatible» con la carta de postres que tienen los restaurantes y «a la vez sirve para dar a conocer nuestra fruta y ayudar al sector».

Los primeros establecimientos que se han sumado a esta iniciativa reciben un distintivo que les facilita el propio Ayuntamiento.

Compartir el artículo

stats