Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las casas en zona de huertos de Sóller podrán tener placas solares en las cubiertas

El Ayuntamiento tramitará una modificación del PGOU porque la normativa actual prohíbe su instalación

Las casas en zona de huertos de Sóller podrán tener placas solares en las cubiertas Joan Mora

El ayuntamiento de Sóller tramitará una modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) con el fin de instrumentalizar los cambios jurídicos que permitan la instalación de placas solares sobre las cubiertas de los edificios situados en la zona de huertos. La normativa actual lo prohíbe. Así lo ha anunciado el alcalde de Sóller, Carlos Simarro, quien ha explicado que los servicios técnicos municipales trabajan ya en una propuesta técnica que en próximas semanas se trasladará al pleno de la corporación municipal. Ha explicado que la finalidad del cambio «es permitir que los paneles solares en zona de huertos no tengan que instalarse en el suelo», ya que «supone un consumo innecesario de territorio», por lo que «se llevarán a cabo los cambios urbanísticos en el PGOU para que estos elementos puedan instalarse sobre los tejados al igual que en el casco urbano». El alcalde ha insistido en afirmar que todos estos cambios «tienen por objetivo fomentar las energías limpias» y para que «la gente que vive en zona de huertos tenga las mismas oportunidades que la que vive en urbana a la hora de acceder a las energías renovables».

La actual normativa hace que en zona de huertos la instalación de placas deba hacerse forzosamente en el suelo, lo que supone una «anomalía», según ha afirmado el alcalde, porque «en la práctica supone tener que quitar tierra de cultivo o jardín para instalar los paneles».

Tejados inclinados

Según ha explicado el alcalde, los cambios que recogerá la modificación de la normativa permitirán que en los núcleos rurales se puedan instalar placas fotovoltaicas en los tejados inclinados. En cuanto a los aspectos técnicos, el alcalde ha explicado que en principio, a la espera de tener el borrador definitivo, se aplicarán criterios similares a los que regularán la instalación en zona urbana. Aunque no ha podido especificar, Simarro calcula que para estas viviendas «se podrá instalar una superficie en placas de un máximo 40 metros cuadrados». En zona urbana, la regulación quedará definida por el reglamento que elabora el Consell.

Más noticias de Sóller en Diario de Mallorca

Compartir el artículo

stats