Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fent i Desfent | Los rupturistas de El Pi fundan su nuevo partido

Fent | Larga vida a nuestro rey emérito

Querida. Cuando medito que debo competir con Sansó para conservar mi lugar en el podio de la Part Forana de este periódico, me pongo en el lugar del mal letado rey Cyrus (The Royals) y te aseguro que no salís muy bien parados. Lo arrollaré como tren sin frenos si hace falta. Sin dejar las cosas palaciegas te diré que como buen juancarlista que soy estoy emocionado de que finalmente el emérito haya vuelto a pisar nuestro país tras el manoseo político del que ha sido víctima por parte de la izquierda, esa que no tiene escrúpulos de tener una fiscal general en nómina, que pacta con radicales ultras o filoterroristas, que saca de la cárcel a sediciosos o que envenena nuestros servicios secretos para que el indigno Sánchez salve su trasero. Me alegro que venga el rey y ojalá retorne pronto para quedarse. Y más me alegra ver el recibimiento que ha tenido tras la farsa política que se ha montado en su contra. Vaya bofetón que se han llevado. Como la galtada que se darán esos de XBalears, un partido que a mi juicio ya nace muerto sobre todo si pretende mirarse en el espejo del nacionalismo vasco y catalán. Para eso ya tenemos a los de Més. Larga vida al Rey. Au Dios!

Desfent | Ruptura tras ruptura en las filas de El Pi

Cariño, haces bien en citar a The Royals, esa serie que me recomendaste hace unos días y que desde entonces me voy a la cama pensando en ti. Mejor dicho, maldiciéndote, por dormir poco por haberme enganchado. A la serie. Y ahora que lo dices un poco de rey Cyrus sí que tienes, en cambio, yo como bien sabes soy más del servicio, así que no dudes que con un escolta como el de The Royals llegaré mucho más lejos. No nos arrollarás. Por desgracia, intuyo que no tendrán la misma suerte los nuevos de XBalears. Y es que aquel matrimonio de conveniencia que dio como fruto El Pi se ha acabado. Fin del amor. Ahora, los rupturistas fundan un nuevo partido tras un goteo constante de abandono de las siglas en distintos pueblos. La deriva del partido es tal que no se sostiene. Ruptura tras ruptura y así sucesivamente. Las perspectivas de la nueva marca presentada este sábado en Eivissa no son demasiado alentadoras. Ellos mismos lo reconocen mientras pregonan un cambio de aires. Y quien precisamente ha cambiado de aires es el rey emérito, pero por reyes, me quedo con los ficticios que me sirve Netflix. ¡Larga vida al escolta del rey! ¡Búscame otra serie, ya!

Compartir el artículo

stats