Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Puertos

Medio Ambiente tumba la creación de nuevos amarres en el Port d’Andratx

La comisión suprime siete proyectos y obliga a modificar otros doce del Plan General de Puertos

Imagen general del puerto de Andratx. DM

La comisión balear de Medio Ambiente ha informado este jueves de forma favorable al Pla General de Ports de les Illes Balears 2018-2023 con prescripciones que suponen la eliminación de hasta siete proyectos de ampliación o construcción de nuevos elementos y obligan a modificar otras doce actuaciones que, según la comisión, suponen un elevado impacto ambiental.

Uno de los proyectos más ambiciosos que no podrán desarrollarse por su impacto ambiental es la reordenación de la dársena sur del puerto de Andratx, una actuación que, según se plasma en la resolución aprobada por la comisión de Medio Ambiente, deriva de un proyecto anterior que ya contaba con una Declaración de Impacto Ambiental (DIA) favorable con condiciones porque «no contemplaba la ampliación del número de amarres en la dársena sur del puerto, la cual se suprimía por el impacto paisajístico desde el muelle de ribera». No obstante, la inclusión de esta actuación en el Plan General «sortearía la DIA favorable del proyecto ya tramitado, resurgiendo otra vez los impactos paisajísticos ya detectados y que fueron eliminados por Ports IB con la modificación del proyecto». 

La comisión destaca que estos impactos, así como la «alteración de los valores tradicionales» que implicarían si finalmente se ejecutase la actuación también fueron advertidos por el Consell y el ayuntamiento de Andratx en sus respectivos informes.

Además, la resolución ambiental insta a suprimir otros proyectos como la recuperación ambiental de la rampa de s’Estanyol-Punta Plana y la mejora de la rampa de gestión directa de s’Estanyol, proyectos descartados por afectar a hábitats y especies de interés comunitario; y la ampliación de la explanada de la rampa de Cala Bona debido a que la actuación se ubica en zonas rocosas donde se ha detectado la presencia de un molusco amenazado.

Por otra parte, también se suprime del Plan General la creación de una marina seca en la zona de aparcamiento del club náutico de Son Serra de Marina (Santa Margalida) por motivos ambientales y porque afectaría al acceso a la zona natural de Son Real, que forma parte de la ruta senderista GR-222. Tampoco podrá desarrollarse la construcción de una nueva rampa en el puerto de Palmanova, una actuación ya rechazada por el ayuntamiento de Calvià por su elevado impacto paisajístico.

Además, la comisión destaca otros proyectos con informes contrarios de la dirección general de Espacios Naturales y Biodiversidad que deberán realizar modificaciones o someterse a otros estudios ambientales.

El presidente de la comisión de Medio Ambiente, Antoni Alorda, explica que a nivel general «no se autoriza ninguno de los proyectos de posible crecimiento que se plasman en el Plan General», un documento que pretende ubicar y clasificar todas las instalaciones portuarias de Balears con criterios de sostenibilidad medioambiental y de equilibrio territorial. 

Por su parte, el GOB ha expresado su malestar por la resolución de la comisión balear de Medio Ambiente. La portavoz Margalida Ramis ha explicado en declaraciones a IB3 que la propuesta del grupo ecologista iba en el sentido de «plantear un decrecimiento del número de amarres porque no se han realizado estudios de capacidad de carga» y porque en el mar «ya hay mucha intensidad de uso».

Compartir el artículo

stats