Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ferias

La feria más ‘friki’ invade Manacor durante doce horas seguidas

El primer Manafreak congrega a miles de personas ávidas de videojuegos, cómics, talleres o concursos de vestuario

Muchos asistentes han acudido disfrazados. S.Sansó

Juegos de mesa, arcades, concursos de videojuegos, de cosplay, el coche de los Cazafantasmas o una reproducción del mítico asiento de Juego de Tronos colonizan este sábado los alrededores del claustro de Manacor. Miles de personas recorren escalonadamente los puestos y demostraciones del ‘Manafreak’, la primera fiesta del orgullo ‘friki’ local, que ha empezado a las 10 de la mañana y se prolongará hasta las 10 de la noche.

Ya desde la primera hora, el escenario montado para que los más pequeños bailaran frente a una pantalla gigante imitando los movimientos de un videojuego, no ha parado de aglutinar familias. Con la música activada y las baterías cargadas, decenas de jóvenes se han preparando para el concurso de ‘cosplay’ o el arte de disfrazarse de la manera más fidedigna posible de los personajes favoritos del manga y el anime japonés.

Mientras tanto, las espadas blandían y el ruido metálico resonaba en medio de la galería barroca del claustro de Sant Vicenç Ferrer, donde se ha ido desplegando una espectacular demostración de esgrima medieval de lo más realista, aunque con contrincantes vestidos de forma más bien onírica.

Cápsula del tiempo

Paseando entre simuladores de conducción y torneos de fútbol virtual, a las doce del mediodía se ha llevado a cabo en entierro de una cápsula del tiempo. El concejal el impulsor del ‘Manafreak’, Carles Grimalt, ha sido el maestro de ceremonias que ha procedido a llenar la cápsula hermética de recuerdos contemporáneos, ‘pendrives’, fotos o periódicos. Un recipiente que no podrá ser abierto hasta dentro de 50 años, es decir hasta el 16 de mayo de 2072.

No hay tiempo ni para el aburrimiento ni para el hambre, ya que en la plaza aledaña Pares Creus y Font i Roig se han colocado los ya habituales 'foodtrucks' con oferta variada de comida y bebida que ha abastecido los estómagos de todos los asistentes durante el horario de la feria.

Compartir el artículo

stats