Unas ochenta personas han participado este sábado por la mañana en una jornada de limpieza de un tramo de poco más de un centenar de metros del Camí des Cabàs, un acto convocado por la asociación Amics de la Vall de Coanegra que ha contado con la colaboración de otras entidades cívicas y el ayuntamiento de Santa Maria

La jornada de limpieza se ha producido después de la sentencia que determinaba que el Camí des Cabàs, también conocido como camí Vell d'Alaró a Bunyola, es de titularidad pública, conseguido gracias a la movilización de entidades ciudadanas como la del año 2020, cuando una veintena de entidades cívicas, ecologistas y de excursionismo reclamaron la titularidad pública y que el camino fuera declarado de utilidad pública. Un objetivo que han logrado después de años de lucha.

 Al finalizar el acto, los participantes han instalado un cartel con la inscripción Cami Vell d’Alaró a Bunyola. Ha habido parlamentos del historiador Martí Canyelles, de la presidenta de Amics de la Vall de Coanegra y de la regidora del consistorio de Santa Maria Marga Boned. El Ayuntamiento ha aportado la merienda.

El Tribunal Supremo dictó el pasado 21 de diciembre una providencia que daba la razón al Ayuntamiento sobre la titularidad municipal del camino, después de desestimar un recurso de la propiedad contra una sentencia del TSJB que avalaba la inclusión del camino en el inventario de bienes públicos.