Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bienestar animal

Alcúdia prohíbe la actividad de las galeras con temperaturas a partir de los 36 grados

La alcaldesa decreta limitar la circulación entre las 12 y las 17 horas en los días con avisos de la AEMET

Una galera turística en el municipio de Alcúdia. D. M.

El municipio de Alcúdia también ha prohibido la circulación de las galeras turísticas tiradas por caballos en determinadas franjas horarios cuando los termómetros superen los 36 grados, del mismo modo en que también pretende limitar esta actividad el ayuntamiento de Palma, que elevará a pleno una modificación de la ordenanza de galeras para prohibir a las galeras trabajar cuando haga un calor excesivo.

En el municipio del Nord, la prohibición apareció el pasado 7 de mayo en el Boletín Oficial de la comunidad autónoma, por lo que ya ha entrado en vigor. En este caso, la medida se ha establecido mediante un decreto de la alcaldesa Bàrbara Rebassa (PSOE), que el pasado 29 de abril acordó la suspensión del servicio de transporte urbano de galeras entre las 12 y las 17 horas cuando se declare de forma oficial un aviso amarillo, naranja o rojo de temperaturas por parte de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

La resolución de la alcaldesa de Alcúdia se basa en un informe remitido el pasado día 26 de abril por parte de la Fundació Natura Parc en el que se plasman una serie de medidas de prevención respecto al servicio de transporte de viajeros con vehículos de tracción animal con conductor cuando se activen avisos meteorológicos por temperaturas elevadas.

Bienestar animal

Alcúdia justifica la medida en la necesidad de «garantizar el bienestar de las caballerías», por lo que el citado informe de Natura Parc recomienda paralizar la actividad de las galeras en los espacios públicos desde mediodía hasta las 17 horas «desde el momento en que las temperaturas sean iguales o superiores a los 36 grados, es decir, ante avisos amarillos, naranjas o rojos» decretados por la AEMET.

La técnica de Sanidad del ayuntamiento de Alcúdia emitió un informe el 28 de abril mediante el que se informa de forma favorable a la medida restrictiva.

Por estos motivos, la alcaldesa Rebassa firmó el pasado 3 de mayo el decreto que prohíbe la actividad en los días de calor extremo y obliga a los prestadores de este servicio turístico a consultar la página web de la AEMET con el objetivo de «confirmar la existencia de avisos amarillos, naranjas y rojos por temperaturas que condicionen la prestación del servicio».

También se ha remitido el decreto a los titulares de las licencias de galeras, así como a la Policía Local y a la Fundació Natura Parc. 

En Alcúdia, algunas voces vienen reclamando la sustitución de las calesas tiradas por caballos por vehículos eléctricos. El pasado verano, un caballo sufrió un aparatoso accidente con un autobús.

Compartir el artículo

stats