Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Estupefacción en el Obispado tras la renuncia del párroco de Campanet, Búger y Moscari

El Obispo Taltavull le traslada que "si su decisión es firme" debe iniciar los trámites de secularización que debe autorizar la Curia Vaticana

El párroco de Campanet, Búger y Moscari abandona el cargo por sorpresa

Si bien es cierto que la noticia de que Joan Femenia dejaba los hábitos por amor ha causado sorpresa entre los feligreses de Campanet, Búger y Moscari, lo cierto es que algunos se emocionaron con la sinceridad demostrada por el sacerdote que esperó finalizar la misa del pasado fin de semana para trasladar su decisión de abandonar el sacerdocio. En cambio en la curia diocesana se han visto muestras de profundo estupor, no tanto por el hecho de que Femenia deje el sacerdocio, sino por la fórmula elegida para comunicarlo.  Y es que el párroco de Campanet, Búger y Moscari ha decidido prescindir del sacerdocio por causas sentimentales y, en consecuencia, deja de estar al frente de estas tres parroquias. Femenia era uno de los curas más noveles del presbiterio mallorquín. Considerado, por edad, de vocación madura, en diciembre cumplió cinco años como sacerdote. Su renuncia ha causado el consiguiente impacto entre la feligresía y trastoca el organigrama de la unidad pastoral a la que estaba destinado como el de cargos diocesanos. Además, Joan Femenia también ha ejercido como sacerdote hasta ahora del cementerio de Palma.

Fuentes del Obispado han confirmado que fue el propio Femenia comunicó su decisión al Obispo Sebastià Taltavull que le ha trasladado que, si su decisión es firme, debe iniciar los trámites de secularización que debe acabar autorizando la Curia Vaticana. Se trata de un proceso largo, más bien burocrático, que no impide que Joan Femenia deje de ejercer el sacerdocio de manera inmediata.

El sábado pasado, tras la misa, Femenia comunicó en privado a algunos miembros del Consell Parroquial de Pastoral de Campanet su voluntad de colgar los hábitos porque se había «enamorado» de una vecina de sa Pobla. El domingo por la mañana también informó de su decisión en Moscari pero fue tras la misa del domingo de las 20 horas cuando el rector puso al tanto a los feligreses de Búger de su decisión. Así, una vez concluida la misa, pidió a los presentes que se quedaran un momento y tras desprenderse de los ornamentos en la sacristía, volvió a salir para comunicar la inesperada novedad. En la iglesia estaba la nueva pareja del hasta ahora rector acompañada de dos amigas. Se produjeron reacciones emotivas entre los feligreses.

Así, la noticia de que el párroco optaba por otro modo de vida ha causado bastante sorpresa entre los vecinos de estos municipios que, si bien han valorado la transparencia y valentía de comunicarla, también ha generado preocupación entre los feligreses ante la incertidumbre de saber qué ocurrirá tras la marcha del rector que llegó hace dos años y medio a las parroquias de estos municipios del Raiguer. Ahora será el vicario general de la diócesis y párroco de Sencelles, Costitx y Biniali, Pep Adrover, el encargado provisional de estas parroquias mientras el obispo y su equipo buscan una solución de mayor estabilidad y continuidad nombrando a un nuevo rector. 

Compartir el artículo

stats