Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Llubí, la única depuradora de Mallorca que no cumple la normativa

El informe anual de saneamiento confirma la mejora de las instalaciones pero alerta que el 18,6% recibe agua residual del alcantarillado con mala calidad

Llubí, la única depuradora de la isla que no cumple la normativa en materia de depuración

El tercer informe anual de saneamiento y depuración confirma la tendencia a la mejora de las instalaciones pero alerta que la depuradora de Llubí incumple la normativa en materia de depuración de aguas residuales. A nivel balear, el estudio determina que en el último trimestre de 2021 solo 3 de las 79 depuradoras gestionadas por la Agencia Balear del Agua registraban incumplimientos. De todas formas, el conseller de Medio Ambiente, Miquel Mir, ha especificado que el el caso de Llubí se está tramitando la licitación de las obras de reposición del sistema de aireación y de retirada de lodos de las lacunas de la estación que tienen un coste de 406,929 euros. El estudio también destaca que Vilafranca era otra estación que ha registrado incumplimientos a lo largo de 2021 pero que ya se han resuelto una vez listas las obras de mejora que costaron 155.459 euros y que también consistieron en la retirada de lodos.

“Se consolida la tendencia a la mejora del rendimiento de las instalaciones gestionadas por la agencia”, ha remarcado el conseller, que ha recordado que en el primer informe eran ocho de las 79 las estaciones que registraban incumplimientos. De todas formas, no ha dudado en expresar su “preocupación” porque, pese a que se va mejorando, “continua siendo muy elevado el grado de incumplimiento con la normativa de la calidad del agua residual urbana que llega a las depuradoras a través del alcantarillado municipal.

Así, 14 de las estaciones depuradoras de la isla recibieron agua residual del alcantarillado de mala calidad superando los valores máximos establecidos en la normativa, lo que ello dificulta la adecucada depuración. Dichas estaciones, que a nivel balear ascienden a 25, son: Son Servera, Banyalbufar, Mancor, sa Pobla, Binissalem, Lloseta, Calda d’Or, Platja de Muro, Cas Concos, Selva, Lloret, Inca, Alaró y Santanyí. Así, el porcentaje de agua municipal residual que incumple la calidad es del 18,6%.

De hecho, Miquel Mir no ha dudado en reconocer que “esta es una parte importante del problema en la gestión del ciclo integral del agua que se debe abordar de una vez”. El conseller ha insistido en la necesidad de que todas las administraciones con competencias en el ciclo integral del agua se impliquen en la ejecución de las soluciones. Además ha recordado que el Govern se ha implicado a la hora de buscar vías de financiación a los municipios como la convocatoria de ajudas dirigida a la mejora del abastecimiento de agua y a la reducción de pérdidas en los pequeños y medianos municipios financiados por los fondos Next Generation de la Unión Europea. De momento, 26 municipios han presentado sus solicitudes de ayudas.

El Pla solicita 1,8 millones a los fondos europeos para reducir fugas de agua

Los ayuntamientos de la Mancomunitat del Pla con la gestión de agua mancomunada como Algaida, Ariany, Costitx, Lloret, Llubí, Maria de la Salut, Montuïri, Porreres, Santa Eugènia, Sineu y Vilafranca, han presentado once proyectos por valor de 1,8 millones a la convocatoria de ayudas financiadas por los fondos Next Generation.

Los proyectos proponen que para reducir las pérdidas de agua en la red de abastecimiento de agua potable, primero se debe llevar a cabo una inspección de toda la red para localizar fugas mediante un sistema innovador basado en la introducción y posterior detección de un gas trazador. Así lo explica Joan Cifre, gerente de la Mancomunitat. En segundo lugar, abogan por instalar equipos de localización remota de fugas que combinan sensores de ruido con tecnología de transmisión de datos IoT, para crear una red fija de sistema de detección y localización de fugas de agua». Posteriormente, avisa el gerente, se repararán los escapes localizados por ambos sistemas».

Compartir el artículo

stats