Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Manacor

Manacor distingue a las tres primeras Hijas Ilustres de su historia

El pintor Joan Riera Ferrari, entre las personalidades reconocidas por el Ayuntamiento

Riera Ferrari. | DM

Por primera vez en la historia de Manacor una mujer será nombrada hija ilustre del municipio. Aunque en realidad serán tres de golpe y dos más como hijas predilectas. Una ponderación que según explica el Ayuntamiento viene a subsanar un agravio histórico. El Consistorio, con el acuerdo unánime de todos sus portavoces, anunció ayer que declarará cinco mujeres y tres hombres como nuevos hijos ilustres y predilectos del municipio: Catalina Riera Roig, Joan Riera Ferrari, Aina Sansó Rosselló y Lluïsa Fuster Cortès (Hijos ilustres); y Cristòfol Pastor Noguera, M. Montserrat Ferrer Oliver, Sebastià Sansó Barceló y Margalida Cortès Fons (Hijos predilectos). Un acuerdo ratificado en público en el claustro de Sant Vicenç Ferrer con la asistencia del alcalde de Manacor y de todos los portavoces de los grupos municipales.

«Sabíamos que teníamos esta deuda. Nos tocaba continuar el trabajo iniciado en 2018 con el reconocimiento a Guillem de Efak y Miquel Brunet como Hijos ilustres y a Maria Antònia Oliver y Antoni Parera Fons como Hijos predilectos», dijo el alcalde de Manacor, Miquel Oliver. «Queremos que sea un reconocimiento lo más amplio posible, que refleje el Manacor actual. Y por eso, deben reconocerse y tener muy en cuenta, también, a las mujeres», enfatizó Oliver. Respecto a la trayectoria de los Hijos Ilustres, Catalina Riera Roig (1955 -2019) fue actriz, miembro fundadora de la compañía teatral Els Capsigranys, fundada en Manacor en 1982.

Acto de presentación de los Hijos Ilustres, ayer. Sebastià Sansó

Por su parte, Joan Riera Ferrari (1942-2017) fue un pintor que logró el reconocimiento internacional. Atrevido, rompedor, innovador, Riera Ferrari ha hecho una contribución impagable a las artes plásticas y al arte contemporáneo. Aina Sansó Rosselló (1960 -2017) fue maestra, musicóloga y experta en cultura popular de Mallorca. Fue, junto a Maria Coloma Gelabert y Maria Galmés, una de las tres recuperadoras de la danza de los Cossiers en Manacor. Lluïsa Fuster Cortès (1905 -2000) se erigió como un referente en la educación. Con su labor puso en valor la Escuela Pública. Respecto a los Hijos Predilectos, Cristòfol Pastor Noguera ‘Pífol’, nacido en Manacor en 1920, se ha dedicado a la cultura, la pintura, el dibujo y el teatro. Fue concejal de Cultura del ayuntamiento de Manacor en 1991. Por su parte, M. Montserrat Ferrer Oliver (1943) fue secretaria comercial de alta dirección y relaciones públicas de la empresa Majorica durante 28 años.

Sebastià Sansó Barceló (1950- 2021) fue un investigador incansable, ejemplo para muchos: mientras aún trabajaba en Banesto, se licenció en Historia en la UIB. Dedicó su tesis a la industria de las perlas en Manacor y su libro sobre los carpinteros locales o la evolución histórica social y urbana del municipio son indispensables para entender el Manacor contemporáneo. Mientras, Margalida Cortès Fons (1948) siempre ha estado junto a los más desfavorecidos. Fue presidenta de la Cruz Roja de Manacor y ha colaborado de forma desinteresada con los Servicios Sociales.

Compartir el artículo

stats