El ayuntamiento de Campos pide una compensación para mantener los servicios de es Trenc

Chiringuito de es Murters, entre ses Covetes y sa Ràpita, uno de los tres obligados a cerrar

Chiringuito de es Murters, entre ses Covetes y sa Ràpita, uno de los tres obligados a cerrar

Rosa Ferriol

Rosa Ferriol

“La realidad es que la manía ideológica del Govern se suma a la falta de gestión y a la improvisación ya que el Ayuntamiento de Campos aún no ha recibido los informes de Medio Ambiente y de Costas para sacar a licitación estos chiringuitos con lo que es imposible que estén licitados, adjudicados y montados el 1 de mayo”, acusó la presidenta del PP de Baleares, Marga Prohens.

La popular recordó que solo pueden estar hasta septiembre, por ello, el “retraso administrativo reduce el tiempo que podrán estar disponibles, si se presenta alguien porque son menos días de trabajo y de negocio de los seis meses habituales”.

Además Prohens denunció que el informe de Medio Ambiente “pone en riesgo la seguridad”. “El ayuntamiento de Campos pagará de su bolsillo los 380.000 euros que cuesta el servicio de vigilancia y seguridad que se pondrá en marcha lo antes posibles y que se mantendrá hasta octubre”, adelantó Prohens que añadió que el Consistorio también pagará las pasarelas para que las playas sean accesibles para las personas con movilidad reducida.

La alcaldesa de Campos, Francisca Porquer, calculó que el Ayuntamiento invertirá medio millón de euros entre limpieza, vigilancia y pasarelas y “no sabemos qué ingresos tendremos”. “Lo más justo es que la conselleria de Medio Ambiente nos compense para mantener los servicios de playa tanto en socorrismo como en limpieza porque llega un punto que las injusticias son muy graves y hemos dicho basta".