Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Quince familias de Portocolom piden acabar con el «caos» de s’Algar

Solicitan que se restituya el doble sentido de la calle para terminar con el «calvario circulatorio» que provoca problemas de seguridad

Críticas vecinales por el sentido único de la calle s’Algar.

El aumento del tráfico y el paso reiterado de camiones dejan constantemente escenas poco edificantes, coches aparcados con rayones o retrovisores arrancados, cortes de circulación o servicios de agua potable que se demoran. Son solo algunos ejemplos del calvario que desde el pasado mes de julio viven los vecinos del carrer de s’Algar de Portocolom y sus calles aledañas, debido a la supresión del doble sentido de circulación tras 40 años vigente.

«Debido a la limitación a una sola dirección del carrer de s’Algar (entre las calles Mossèn Tauler y Mar) en la parte de sa Capella, las calles Alou y Mar han visto incrementado muy notablemente su tráfico con todas sus repercusiones», explican varias de las quince familias afectadas por el cambio municipal a sentido único del principal acceso a la zona histórica de Portocolom.

«El paso de camiones de mercancías que abastecen a los negocios de la zona tienen dificultades para pasar entre los coches aparcados a cada lado de la calle Alou y algunos de ellos han sido dañados», critican al tiempo que han pedido oficialmente al Ayuntamiento que reflexione y devuelva el tráfico de la zona a la normalidad.

Además, muchas veces estos camiones deben tomar dirección prohibida el tramo de s’Algar. Igualmente muchos conductores y ciclistas cogen esa misma dirección prohibida, al considerarlo el camino natural y directo. Aumentando así aún más, el riesgo de accidente en la esquina de la calle Mar (donde estaba el antiguo Bar Es Tamarells).

De esta forma, la calle Mar asume todo el tráfico rodado de sa Punta y sa Capella a diario, los camiones que llevan agua potable a las casas de estas calles y otros movimientos imprescindibles y rutinarios, como un camión grúa para que una empresa pueda desarrollar su actividad ordinaria (entre otros), obliga a tener que poner discos portátiles y modificar la dirección de las calles de la zona y hacer que el caos circulatorio incremente, dificultando la salida de la parte de sa Capella y aumentando así el riesgo de evacuación en caso de emergencia (ambulancia, bomberos, etc), ya que todas las calles sólo permiten el paso de vehículos en una única dirección.

«Hay que decir también que en los próximos meses y con la llegada del verano la afluencia de vecinos y turistas a la zona del Arenal, es Babo, s’Algar y toda la parte de sa Capella crecerá exponencialmente agravando aún más esta situación», recuerdan los vecinos afectados, que en su instancia piden que s’Algar sea de dos direcciones, «como así ha sido los últimos 40 años».

Avería en el suministro de agua

Felanitx sufrió este fin de semana cortes en el suministro de agua debido a una avería eléctrica que averió el sistema de alarma provocando el paro de las bombas de los depósitos municipales de agua. La avería se solucionó durante la madrugada del sábado pero a primera hora del lunes el servicio de suministro del agua sufrió cortes intermitentes. Y es que según informó el Ayuntamiento para que el agua llegara con buena presión, se debían llenar los depósitos, por ello, se tuvo que cortar el suministro unas horas. Eso sí, desde media mañana el suministro se retomó.

Compartir el artículo

stats