Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Quejas en Marratxí por la mala conexión entre el bus y el tren

Los usuarios lamentan que el incumplimiento de los horarios en el servicio de bus les conlleva a perder el tren

Un bus del TIB, en uno de sus servicios en Pòrtol. MIQUEL BOSCH

Los vecinos usuarios del transporte público en Pòrtol y sa Cabaneta critican las malas conexiones entre el servicio de bus del TIB y el ferroviario. Así, los usuarios lamentan el incumplimiento de los horarios, algo que conlleva que pierdan las conexiones vía tren o metro. Y es que no son pocos los usuarios del bus que une la localidad con la estación de tren que han perdido su conexión con Palma, tanto de tren como de metro, que sale unos minutos más tarde.

Los usuarios explican que esta situación se vive desde principios de febrero, cuando el bus lanzadera hacia la estación de Marratxí fue sustituido por el nuevo servicio entre Pòrtol y el centro comercial Fan. Los usuarios más perjudicados han sido los de Pòrtol y sa Cabaneta, que estaban acostumbrados a poder enlazar con el tren. Ahora, en muchos casos, ven cómo pierden su conexión con el perjuicio que esto les provoca al llegar tarde a sus puestos de trabajo. Uno de los motivos de este retraso es que el bus actual tiene una capacidad superior, por ello, es más grande y en muchos lugares a la hora de dar la vuelta a una calle, dada la estrechez de la vía, se encuentra con vehículos mal aparcados que impiden su avance hasta que no son retirados por sus propietarios.

El alcalde de Marratxí, Miquel Cabot, confesó desconocer las quejas de los usuarios pero se puso en contacto con el TIB para buscar una solución. Explicó que desde el TIB tampoco tenían conocimiento de estas incidencias pero le aseguraron que se trasladarían a la concesionaria de la explotación. De todas formas, añadieron que este jueves la frecuencia de trenes entre Marratxí y Palma, serán de uno cada diez minutos. Se comprometieron a repasar los horarios para ajustarlos, si era necesario, a las nuevas frecuencias.

Compartir el artículo

stats