Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

FENT

Fent i desfent | Energías renovables

Fent | Nos entretienen con el cuento de las placas

Querida. El otro día leía un comentario en redes sociales de alguien que se quejaba de que la factura eléctrica de marzo le ha salido muy cara. Nada nuevo en el horizonte. Pero seguro que pronto eso se arreglará cuando la fiebre de las placas solares empiece a dar sus frutos, según nos hacen creer. Yo no me trago el cuento porque como en tantas otras cosas creo que tras las placas solares y otros artilugios para fabricar electricidad no está más que la especulación y el negocio de unos pocos, o los mismos de siempre, que las han puesto de moda. Como bien dice hoy este periódico, en Alcúdia van a transformar los molinos de agua en molinos para producir energía «verde». Como si los molinos en sí no dejaran su huella de carbono al fabricarlos, o las placas solares, o las fastidiosas baterías de los coches eléctricos. Por no hablar de los altos costos que conlleva reciclar este tipo de materiales al final de su vida útil. En definitiva, querida, nos tienen entretenidos con eso y mientras la factura eléctrica seguirá por las nubes. ¡Desde Sóller con amor!

Desfent | Avanzar hacia un «cambio de era»

Querido, este domingo soy yo quien se enfunda el traje verde. Tal vez me haya afectado eso de cubrir las procesiones y me he convertido en una devota de las energías renovables pero la realidad es que el proyecto Molins Actius me parece de lo más acertado. Los motivos son varios porque es una manera de recuperar un patrimonio que es todo un símbolo de identidad de la isla. Pero hay más, los molinos tendrán una nueva vida y, si esa utilidad va ligada a la producción de renovables, además, sin ocupar territorio como ocurre con los parques solares, lo único que veo es una gran noticia. Pero lo más importante es que no nos venden humo. Hasta ahora hablábamos de teorías. Ahora ya se pasa a la práctica. En Son Ferriol ya luce el primer prototipo, construido íntegramente en la isla. La realidad es que nos tenemos que creer que el único camino es avanzar hacia este «cambio de era» del que habla Tomeu Rosselló de Alcúdia Tech Mar. ¡Desde Son Ferriol con amor!

Compartir el artículo

stats