Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las figuras camufladas

Figuras tapadas con tela morada Llorenç Riera

Quien entre estos días en las iglesias de Petra, tanto en la parroquia de Sant Pere como en el convento de Sant Bernardí puede llevarse un sobresalto. Se topará con las imágenes de los santos, tanto en los presbiterios como en las capillas laterales, invisibles. Están completamente tapadas con una tela morada. Todo tiene su explicación, no se trata de una restricción visual ni de un elemento de protección. Los frailes franciscanos que regentan ambas iglesias han recuperado la costumbre, prácticamente ya extinguida en Mallorca, de tapar las figuras religiosas durante la Semana Santa como signo de luto y reflexión sobre la pasión de Cristo, para después destaparlas en la víspera de Pascua a modo de alegría por la Resurrección. Se trata por tanto de un hecho didáctico o catequético.

La longevidad de Joan Font 

La parroquia de Petra ha sido escenario estos días de otro hecho amable. Joan Font Lliteras, el antiguo rector de Son Macià, Son Servera y Sant Llorenç, natural de la villa y en la que también reside desde que se jubiló en 2008, acaba de cumplir 94 años. Presta su servicio en la parroquia y el día de su cumpleaños presidió la misa y pronunció unas sentidas palabras con verbo firme. Al final de la celebración fue objeto de una pequeña fiesta sorpresa por parte de los asistentes. Joan Font es conocido también por las esculturas en bajo relieve sobre Juníper Serra que ha realizado.

Compartir el artículo

stats