50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los vecinos del muelle se quedan sin tarifa bonificada de ORA en el Port de Sóller

Desde hace dos años, los residentes habían podido usar distintivos especiales de estacionamiento en la zona portuaria

Los vecinos del muelle se quedan sin tarifa bonificada de ORA en el Port de Sóller

Una patata caliente para los vecindarios del Port de Sóller y más concretamente por los residentes de la barriada de Santa Catalina. Ports de Balears ha congelado la expedición de las tarjetas de ORA para que estos residentes puedan estacionar en la zona portuaria sin necesidad de tener que abonar la tarifa general en el parquímetro. Es una decisión que pone punto y final al beneficio al que habían accedido los residentes de la zona portuaria desde que Ports habilitó las zonas azules de aparcamiento en la zona de los muelles. Desde hace dos años, los residentes habían podido hacer uso de unos distintivos especiales de estacionamiento para poder aparcar en la zona portuaria de forma provisional, pero el organismo que gestiona las infraestructuras portuarias ha optado por dejar sin resolver al menos hasta ahora las peticiones que han tramitado los residentes que solicitaban la renovación de los carnés de ORA, han reconocido fuentes de Ports. Desde este organismo explicaron que las tarjetas tenían un cariz temporal y estaban condicionadas al compromiso del Ayuntamiento de habilitar un aparcamiento para residentes, una opción que el municipio proyectó en el camino del Cingle y que por oposición de un colectivo vecinal finalmente no se ha llevado a cabo. Fuentes cercanas a Ports añadieron también que la decisión adoptada por este organismo viene a replicar la negativa del Ayuntamiento a crear un aparcamiento para destinarlo al estacionamiento de remolques. El municipio rechazó esta propuesta alegando que la solución al problema de los remolques estacionados en las vías públicas y carreteras debía venir de Ports y no del Consistorio. En cualquier caso, los vecinos de la barriada ya no disponen de la tarjeta expedida el pasado año por haber caducado, lo que ha levantado un fuerte malestar a los perjudicados. Para aparcar en el muelle tendrán que abonar la tarifa general.

Compartir el artículo

stats