Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fiestas populares

El Firó de Sóller volverá a congregar a 7.500 personas en su batalla final

La eliminación de las restricciones sanitarias debido a la covid permite que regrese una de las fiestas populares con más proyección en la isla

Una imagen de una pasada edición del Firó de Sóller.

La eliminación de las restricciones sanitarias derivadas del coronavirus hará que regrese una de las fiestas populares con más proyección en la isla. El Firó de Sóller regresará este mes de mayo para poner fin al paréntesis de los dos últimos años y lo hará siguiendo el guión de sus últimas ediciones en las que congregó a más de 7.500 personas en la batalla final entre moros y cristianos que se celebra en la plaza de la Constitución.

Así lo confirmó la concejal de Fiestas y Participación Ciudadana, Mar Castañer, que explicó que la fiesta regresará en su formato «normal» a la espera de cerrar algunos flecos en el seno de la organización. La edil explicó que el fin de las restricciones permite recuperar la fiesta que Sóller se vio obligada a suspender durante los años 2020 y 2021 debido al coronavirus. El de este año será, por esta circunstancia, el primer Firó que organice Castañer junto con los colectivos de moros, payesas y payeses aglutinados en la Coordinadora Onze de Maig.

El Firó se celebrará el 9 de mayo. La fiesta que rememora la incursión sarracena ocurrida el 11 de mayo de 1561, vendrá marcada no obstante por los controles de aforo que ya se establecieron en los años precedentes a la pandemia. Así, la plaza de la Constitución, escenario que sirve para el desarrollo de la batalla final entre moros y cristianos, tendrá sus accesos blindados y en su interior se prevé que se pueda acumular un máximo de 7.500 personas, entre público y participantes. La cifra es la misma que en años anteriores, ediciones en que el aforo se llenó por completo. El Ayuntamiento se encargará de distribuir las pulseras que deberán llevar en la muñeca tanto público como participantes para acceder al recinto de la plaza, explicó Castañer, quien añadió que la organización estudia si establecer medidas de control de acceso a las batallas que se celebran en las playas del Port de Sóller, aunque lo vio poco probable «debido a que es un espacio abierto donde el control de accesos es más difícil de ejercer». 

El Ayuntamiento, además, ya ha solicitado las autorizaciones administrativas ante la Delegación del Gobierno en Balears para poder hacer uso de pólvora para los trabucos y espingardas, armas de fuego que emulan las de la época del desembarco real. 

Las fiestas sin restricciones arrancarán el 5 de mayo con la lectura del pregón que irá a cargo de Maria Lluc Socas y Marga Forteza y la investidura de las Valentes Dones, Marta Bauzá y Maite Mas. Todos estos cargos fueron elegidos en 2020 justo antes de que se declarara la pandemia.

Compartir el artículo

stats