Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Calvià

«El mundo rural de Calvià puede ser como el Valle del Jerte, pero con almendros»

Propietarios de fincas proyectan una comunidad de regantes que aspira a impulsar una nueva red de aguas depuradas que transforme «radicalmente» el campo

Vista del municipio captada desde la montaña que hay encima de la depuradora de Calvià. | JUAN LUIS IGLESIAS

La asociación de Amics i Veïnats de Calvià vila ha expresado su apoyo a una iniciativa de comunidad de regantes, aún no constituida, que puede transformar «radicalmente» el mundo rural de este municipio volcado en el turismo, gracias a un mejor aprovechamiento del agua depurada.

De fructificar finalmente el plan previsto, el mundo rural de Calvià podría alcanzar el atractivo del conocido Valle del Jerte, en Extremadura, donde la floración de los cerezos constituye un reclamo para residentes y visitantes, «pero en este caso con almendros», apostilla el presidente de la entidad vecinal, Pere Torrens.

En la raíz del proyecto se encuentra un colectivo de propietarios que tienen desde hace años una concesión municipal para poder utilizar aguas depuradas en sus fincas. Son estos dueños los que están trabajan en la constitución de la comunidad de regantes.

En el contexto de las limitaciones que se acabarán imponiendo al vertido de estas aguas saneadas al mar, y con el consiguiente apoyo institucional, lo que se pretende es que en una primera fase se concentren en una balsa de acumulación desde donde se puedan distribuir a las fincas de es Burotell, Banàtiga, Son Boronat, Son Pieras, es Camí des Torrent, Son Pillo y el Camí Vell d’es Capdellà.

Diferentes depuradoras

Pero el proyecto tiene una miradas más larga y se marca como objetivo, impulsar una red de aguas depuradas en Calvià, conectando las diferentes depuradoras entre ellas e incluso las actuales redes y las que se puedan crear, para extender el suministro.

Esa generalización de las aguas regeneradas en el sector primario, estiman sus promotores, podría «transformar radicalmente el mundo rural», facilitando el riego de fincas actualmente sin cultivar y potenciando un paisaje que, a semejanza de lo que sucede con el tirón del Valle del Jerte, pueda suponer un nuevo atractivo para los visitantes. También destacan que esta mejora redundará en beneficio de los pozos existentes, que se llenarán de agua, y de la propia fauna.

En resumen, Torrens considera que, si a mediados del siglo pasado, Calvià fue pionero en sumarse a la ola del boom turístico, en esta ocasión se presenta otra oportunidad de dar un «nuevo salto cualitativo» que introduciría nuevos reclamos, además del tradicional modelo de sol y playa.

Agua regenerada

Consultado al respecto, el ayuntamiento de Calvià informa de que, actualmente, «están en proceso de creación tres comunidades de regantes en el municipio, en diferentes grados de desarrollo».

Según apuntan fuentes municipales, esas comunidades las impulsan los propietarios de diferentes terrenos cercanos a la depuradora de Calvià y a la balsa de Peguera, con el apoyo de la regiduría de Medio Ambiente, en manos de Podem-Més.

"Se regulariza el uso del agua regenerada y se garantiza el control de la calidad de ésta, en el uso agrario; también se fomenta la recuperación de terreno agrario"

decoration

«De esta manera, se regulariza el uso del agua regenerada y se garantiza el control de la calidad de ésta, en el uso agrario; se fomenta la recuperación de terreno agrario, con posibilidad de actividad de regadío; y se aprovecha al máximo el agua regenerada, con índices altos de calidad», apuntan a este diario estas fuentes municipales.

El Ayuntamiento calvianer estima que, a corto plazo, se beneficiarán un mínimo de unas 60 explotaciones agrarias del término municipal.

Compartir el artículo

stats