Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Agricultura

Govern y municipios reforzarán los controles para evitar los ataques de perros al ganado

Agricultura y Felib se comprometen a firmar un convenio para atajar de forma conjunta esta "grave problemática" que afecta a los ganaderos

Una imagen de la reunión celebrada este lunes en la Felib. CAIB

La conselleria de Agricultura, Pesca y Alimentación y la Federación de municipios de Balears (Felib) han decidido este lunes firmar un convenio de colaboración para atajar de forma conjunta la problemática de los ataques de perros al ganado con el objetivo de aumentar las inspecciones en los municipios para garantizar que todos los canes estén identificados con chip, sensibilizar a los propietarios sobre la necesidad de controlar más a sus perros y comprobar que los recintos donde residan estos animales sean adecuados y seguros para impedir que se escapen, entre otras medidas que también contemplan un aumento de las sanciones a los propietarios que no cumplan estos requisitos.

Al finalizar la reunión celebrada en la sede de la Felib, el director general de Agricultura, Fernando Fernández, ha explicado que los ataques de perros al ganado forman parte de una realidad que «genera alarma social y preocupación» entre los ganaderos, que «se sienten abandonados y frustrados porque este tema no puede controlarse desde las administraciones». Según apuntó, cada año se produce una media de 43 ataques con el resultado de más de 500 animales afectados.

La reunión entre Govern y ayuntamientos, en la que han participado una treintena de municipios, tenía el objetivo de comparar los datos del último año con respecto a los tres anteriores y de revisar el actual protocolo, aprobado en 2017 y actualizado en dos ocasiones (la última en 2021), para «ajustar algunos elementos».

Otro objetivo era el de «tomar una decisión conjunta» para «concienciar más» a los propietarios de perros sobre su responsabilidad, además de reforzar las inspecciones en los municipios, que deberán hacer «un esfuerzo extra» para intensificar los controles porque, según destaca Fernández, los competencias en este ámbito son exclusivamente municipales. Esta decisión conjunta se traducirá en un convenio cuyo primer borrador se conocerá el 17 de febrero, fecha de la próxima reunión de la ejecutiva de la Felib, que podría aprobar el acuerdo. 

Otra cuestión «muy importante», según el Govern, es que todos los perros que causan daños al ganado «pueden ser declarados como potencialmente peligrosos», un trámite que pueden realizar los ayuntamientos con un informe veterinario. De esta forma se pueden interponer sanciones más elevadas.

El presidente de la Felib, Antoni Salas, ha destacado la «coincidencia total» entre Govern y ayuntamientos sobre la «gravedad de esta situación». Salas ha anunciado que entre el 1 de marzo y el 30 de junio los consistorios llevarán a cabo una campaña para identificar a los canes que no lleven chip e imponer sanciones a los propietarios «reincidentes» cuyos perros se hayan fugado más de una vez.

En la reunión de hoy, la Felib ha reclamado a Agricultura que aporte «más medios humanos» para ayudar en las inspecciones y que lleve a cabo una campaña de concienciación en los medios para apelar a la «responsabilidad» de los dueños de perros potencialmente peligrosos.

Los municipios también instan al Govern a ofrecer «apoyo legal» en el caso de que los ayuntamientos denuncien en los juzgados a propietarios de perros que hayan protagonizado ataques al ganado. «Esperamos que el Govern se implique al máximo en el convenio», señala Antoni Salas.

Compartir el artículo

stats