Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Urbanismo

Alaró modifica las normas urbanísticas para legalizar el edificio del cine Fantasio

La medida pone fin a un largo historial de pleitos que se saldaron con una condena de demolición finalmente no ejecutada por un acuerdo extrajudicial

El edificio del cine Fantasio invadía parte de una calle de dominio público.

El pleno celebrado el jueves en el ayuntamiento de Alaró aprobó una modificación de las Normas Subsidiarias (NNSS) del municipio para legalizar las irregularidades urbanísticas del edificio que fue levantado en el solar que ocupaba el antiguo cine Fantasio, cuya orden de derribo dictada hace años por el Tribunal Supremo fue anulada en octubre de 2021 por un juzgado de Palma después de que un acuerdo extrajudicial pusiera fin a más de dos décadas de pleitos porque el edificio invadía parte de una calle de dominio público.

El alcalde de Alaró, Llorenç Perelló (PP), explica que la modificación de las NNSS cumple la tercera condición impuesta por el juzgado para anular la orden de demolición. La primera consistía en el pago de 100.000 euros de indemnización, una cantidad muy inferior a las cifras de entre 600.000 y 900.000 euros que se barajaban en caso de que el Ayuntamiento hubiese tenido que compensar a la veintena de propietarios afectados. 

El segundo requisito era la aprobación de un código de buenas prácticas urbanísticas, un trámite que ya formalizó hace unos meses la institución municipal, mientras que el tercero era la modificación de las NNSS para «adaptar la normativa a la realidad del edificio», según el alcalde. 

De esta forma, el Ayuntamiento espera poner punto y final al «calvario judicial» que han padecido todos estos años los propietarios de pisos, que no tenían ninguna responsabilidad en la irregularidad urbanística.

Compartir el artículo

stats