Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Malestar en el equipo de gobierno de Andratx: El Pi pide "un cambio de rumbo"

Los socios regionalistas dejan patente su incomodidad por la gestión del Ayuntamiento. Los presupuestos salen adelante gracias al voto de calidad del alcalde mientras que El Pi se abstiene porque «la tramitación de las cuentas ha rozado el ridículo»

Malestar en el equipo de gobierno de Andratx: El Pi pide "un cambio de rumbo"

«El Ayuntamiento necesita un cambio de rumbo». Así de claro se postuló El Pi en el pleno de ayer en que se debatían, al fin, los presupuestos municipales que se aplazaron por falta de documentación. Los regionalistas, que gobiernan con el PSOE del alcalde Toni Mir y MÉS per Andratx, se abstuvieron. Los presupuestos salieron adelante gracias al voto de calidad del alcalde ya que solo votaron a favor los socialistas y MÉS mientras que El Pi se abstuvo y la oposición (PP, Ciudadanos y Unides Podem) votaron en contra pero la crisis entre los socios de gobierno ya ni se disimula. De hecho, la primera teniente de alcalde Katia Rouarch ya por la mañana advirtió que quería dejar patente su malestar , luego por la tarde cedió la palabra a Llorenç Suau que confesó «hablo yo porque ella no puede ni hablar». Fue claro: «Llevamos unos meses en que se ha roto el equilibrio y estos presupuestos se han tramitado de tal manera que ha rozado el ridículo». Como parte del equipo de gobierno, pensamos que no hemos podido participar. No queremos ser tan catastrofistas como el PP pero hay cosas que cambiaríamos como la reducción del IBI que hacía nueve años que se hacía. Nos parece imperdonable. Tenemos la sensación que se ha perdido el trabajo en equipo. Se ha notado que Joan Manera [alcalde de junio de 2020 a mayo de 2021] se haya ido del equipo de gobierno. Esto con Joan no hubiera pasado. Tenía sentido de equipo. No me voy a alargar pero queremos poner de manifiesto el malestar de El Pi con el equipo de gobierno no solo con el tema de los presupuestos también, por ejemplo, con el tema de la Policía, que no había estado nunca tan mal. El Ayuntamiento necesita un cambio de rumbo y coger el toro por los cuernos. Por ello, no podemos votar a favor de estos presupuestos», justificó El Pi. 

El alcalde no dudó en reprochar a sus socios que en la comisión informativa votaran a favor de los presupuestos y «ahora nos salen con esto».  

«Llevamos unos meses en los que se ha roto el equilibrio», deja claro Llorenç Suau desde las filas de El Pi

decoration

La regidora popular Estefanía Gonzalvo fue muy clara y exigió al alcalde Mir y a la regidora de Hacienda Ruth Mateu (MÉS) que retirasen los presupuestos porque «no tienen el consenso de su pacto político». 

Más directo fue el regidor de Ciudadanos, Ángel Hoyos, que dejó claro a El Pi que «si quieren un cambio de rumbo, rompan este pacto y Andratx tendrá alguna esperanza». También tuvo palabras para el alcalde: «No está capacitado para liderar el equipo de gobierno. No puede seguir con esta actitud». En el segundo turno de intervenciones, Rouarch si tomó la palabra pero solo para decir que un «nadie nos tiene que decir lo que debemos votar. Esto hemos decidido y nos abstendremos».

Las cuentas municipales para este 2022 suman 24,3 millones y la regidora de Hacienda, Ruth Mateu, [muy cuestionada por la bancada de la oposición] afirmó que son «unos presupuestos continuistas» y remarcó la gran apuesta «social» de las cuentas. En cambio, el PP dejó claro que «son los peores presupuestos del momento porque no reflejan para nada lo que necesita Andratx. Dejadez es el mejor adjetivo que se les puede aplicar. La excusa del covid ya no sirve». 

Desde Ciudadanos, Hoyos los definió como «un brindis al sol» y de ser unas cuentas «de políticas de postureo» mientras que desde Unides Podem, Ana María Porcel reclamó que se detallará a la gente la inversión real que se hará. De momento, pese a las continuas peticiones desde la oposición de que se retiraran por falta de consenso en el seno del equipo de gobierno, las cuentas han salido adelante gracias al voto de calidad del alcalde Toni Mir.

Nuevo careo entre el alcalde y la edil Porcel

La realidad es que el debate de los presupuestos de Andratx se alargó casi tres horas, con cruces de acusaciones muy duras y, de nuevo, un claro rifirrafe entre el alcalde socialista Toni Mir y la regidora de Unides Podem, Ana María Porcel. De hecho, el alcalde llegó a amenazarla con amonestarla dos veces y a la tercera expulsarla del pleno. La cuestión es que la edil pedía intervenir por alusión. «No hay turno de palabra», zanjó el alcalde. «Es increíble. Me lo haces cada vez», intervino ella. «¿Me retira la palabra?, preguntó ella. «No te la he dado», replicó Mir. El edil de Ciudadanos, Ángel Hoyos, intervino leyendo el reglamento por lo que Mir le cedió la palabra. «Me dice que calle y ahora me dice que hable, ¿quién se cree que es?», le espetó la regidora. «Resulta que quien da el turno de palabra es el alcalde», le puntualizó Mir. Desde las filas de El Pi se interrumpió el careo para pedir que se dejara hablar a Porcel y se quejaron de la «imagen que se estamos dando».

El PP pide «hechos» para empezar a negociar una moción de censura

El Pi dejó patente con su abstención en el pleno de presupuestos el malestar que hay en el equipo de gobierno formado por PSOE, MÉS y El Pi. Antes de la sesión, la regionalista Katia Rouachar dejó claro que no está cómoda con sus socios por «la gestión». También antes del pleno, el alcalde socialista, Toni Mir, quitó hierro al asunto porque «el Pi en cada momento recuerda que es un partido bisagra, no es ninguna novedad» y aseguró que está «tranquilo». Si uno hace una ronda de contactos con los distintos ediles se da cuenta de que se está cociendo una crisis que uno desconoce cómo derivará. La realidad es que El Pi se ha acercado al PP, antiguo socio de gobierno en la pasada legislatura. Así lo ha desvelado la popular Estefanía Gonzalvo. «Seré muy sincera. El Pi ha tenido contacto con nosotros durante todo el mes de diciembre. Nos ha expuesto que hay mucho malestar en el equipo de gobierno por el tema de la gestión. Nosotros lo que le hemos dicho es que queremos hechos. Somos la lista más votada y nos debemos a los ciudadanos. Somos responsables pero exigimos un hecho para poder plantear una moción de censura y este hecho no ha llegado», desveló la popular. «Una moción de censura no se puede ni pensar estando ellos dentro del equipo de gobierno. Tienen que hacer un movimiento y, de momento, este movimiento no se ha dado», zanjó Gonzalvo que como ejemplo «de movimiento» puso salir del gobierno o no aprobar los presupuestos. De momento, manifestó «seguimos en el sitio que nos colocaron ellos que es la oposición».

Compartir el artículo

stats