Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fallece Eduard Servera, el primer alcalde socialista de Son Servera

Durante muchos años ejerció como médico de familia en Cala Millor

Fallece Eduard Servera, el primer alcalde socialista de Son Servera

El que fuera el primer alcalde Socialista de Son Servera, Eduard Servera, ha fallecido víctima del Coronavirus en la unidad de cuidados intensivos del Hospital de Manacor. Durante muchos años ejerció como médico de familia en Cala Millor, siguiendo una tradición familiar, que se remonta a su bisabuelo. Servera accedió a la alcaldía de Son Servera en la legislatura 1991-1994, a la que retornó en el periodo 1999-2001. Fue un artista muy polifacético. De hecho, tuvo gran pasión por la música y formó parte de orquestas con músicos de relevancia en Manacor y Son Servera como el maestro Nadal o Serafín Nebot, entre otros, con sus melodías de flauta.

Gran escultor de vocación, su obra más apreciada por los serverins es el Pastoret que donó al pueblo en el año 2010 y que se ha convertido en el imagen de la peste de 1820 que asoló el pueblo. Otras de sus obras reconocidas son los bustos de los Alcaldes, Amer en Manacor o Darder en Palma o la que luce en el jardín botánico del Monasterio de Lluc dedicada al padre Bonafé. Siguiendo en el plano artístico, el teatro fue otra de su aficiones llegando a hacer sus pinitos en la Compañía Sa Murga.

También tuvo su parte activista, con su participación en la asociación Amics de Cala Bona, creada para impedir que el puerto pesquero serverí se convirtiera en un macro puerto.

En su vertiente política, como alcalde luchó para la implantación del Parc de Llevant, este hecho le llevó a vivir uno de los episodios más difíciles de su carrera política, cuando la casa consistorial fue tomada por la ciudadanía. Aunque seguramente por lo que más será recordado será por su labor como médico en aquel primer piso en primera línea de playa en Cala Millor, donde ya ejerció su padre y donde atendió a tantos conciudadanos con auténtica vocación.

Compartir el artículo

stats